descarga (1)

 “Los diarios no están hechos para difundir, sino para encubrir noticias”

Umberto Eco lo hizo de nuevo: en ‘Número Cero’, el célebre autor de ‘El nombre de la rosa’ nos presenta otra genial novela que seguramente marcará época.

Las conspiraciones son una constante en las ficciones del semiólogo italiano: en esta ocasión, a diferencia de en las anteriores, los hechos son mucho más recientes, ya que tienen lugar en Italia, en el año 1992.

Eco nos introduce a Colonna, un errante periodista al que su esposa dejó por considerarlo un fracasado, y que fue elegido por un misterioso hombre para ser el redactor en jefe de Domani, un periódico que recién verá la luz dentro de un año, tras la previa “publicación” de una serie de ‘Números Ceros’.

Tal como ocurre en ‘El péndulo de Faucoult’ y ‘El cementerio de Praga’, las conspiraciones mundiales están a la orden del día: esta vez, de la mano de Braggadocio, uno de los miembros de la redacción de Domani, quien llega a afirmar que “los diarios no están hechos para difundir, sino para encubrir noticias”.

Eco conecta una serie de sucesos mundiales que son de público conocimiento, pero, como en sus anteriores novelas, lo hace de forma tal que nos convence de que éstos y muchos otros hechos no responde al azar, sino que fueron orquestados por grupos de poder que buscan, a fin de cuentas, construir más poder.

Braggadocio retrocede en el tiempo hasta fines de la Segunda Guerra Mundial, pasando por la muerte de Benito Mussolini, y su conexión argentina con Juan Domingo Perón y Jorge Rafael Videla, además de la CIA, los Aliados y la posterior Guerra Fría.

En ‘Número Cero’, también sobrevuela la figura del mismísimo Silvio Berlusconi, antes de su llegada al poder en Italia, a través del misterioso ‘Commendatore’ que financia el diario y cuyas intenciones no son las mejores.

La muerte y el amor también tienen su lugar en la flamante novela de Eco, que promete cautivar a propios y extraños, principalmente porque, a diferencia de sus anteriores novelas, ésta se presenta en poco más de 200 amigables páginas.

 

Santiago L. Sibaja Ruggeri

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page