DSC_8714P

Pablo Álvaro Castillo nunca está quieto arriba del escenario. Al frontman de los Narpoperules siempre lo vemos cantando, bailando y saltando.  Abajo del escenario, tampoco para: es abogado, hace radio y teatro.

Sin embargo, logramos que se siente para charlar, conocerlo, y conocer a la banda que sacude a Tucumán.

 

Llegaron los Narpoperules.

Colirio Pa Que Vean: ¿Qué significa Narpoperules? ¿Es una palabra compuesta?

Pablo Álvaro Castillo: Es una historia de larga data: no es algo que salió de repente. Básicamente es un neologismo o una nueva forma de decir las cosas. Está muy relacionado con lo que son los lunfardos, pero como diferencia principal estos tienen una historia más larga. Es la invención de las nuevas palabras que no necesariamente se van a convertir en lunfardos con el paso del tiempo. Siempre nos gustó inventar personajes y palabras, y así nacieron en diferentes tiempos las palabras ‘Narpo’ y ‘Perules’.

CPQV: ¿Qué ‘son’ los Narpoperules?

PAC: Narpoperules es una comunidad o colectivo humano, compuesto por 6 humanos, con base percusiva, en soporte de cuero o madera principalmente. En cajón peruano y congas, Mauricio Ávila se encarga de dar base firme a los temas; Rodrigo Espinoza se calza en las rodillas el bongo y otros accesorios, para colorear la parte rítmica con arreglos.

En bajo, completando la “base sólida” de Narpo, está Leandro Reynoso, aportando el groove en las cuerdas y coros. Las guitarras están formadas por un dúo: en guitarra rítmica aparece Oscar Helu, el encargado de llevar el ritmo de las canciones en las 6 cuerdas, además de armónica y coros. Silvio Castillo es quien realiza los punteos, arreglos y sólos, más órgano y coros.

En voz, quien les habla, Pablo Álvaro Castillo, que está incursionando en guitarra acústica para algún tema y es el artífice de gran parte de las líricas de las canciones.

CPQV: ¿Qué vienen a mostrar los Narpoperules?

PAC: Cuando comenzamos a ensayar surgieron ideas para hacer reggae, rock, etc. En un momento dado del proceso nos dijimos: “hagamos música”. Nos dimos libertades para probar todos los estilos.

DSC_9751

CPQV: ¿Te sienta bien el lugar de ‘Frontman’?

PAC: Es el lugar que me toca ocupar por no tocar ningún instrumento, y no me entretiene estar quieto. También está la necesidad en mí de poder expresarme con el cuerpo, que también es mi instrumento además de la voz. Trato de no aburrirme y que no se aburra la gente.

CPQV: ¿Actúas cuando cantas? ¿Se te mezcla el actor y el cantante?

PAC: Soy un loco del arte, muy metido. Ojo, hago talleres de actuación y canto, trato de formarme, no me considero un actor pero actúo cuando toco: no me gusta el cantante quieto, salvo que este tocando la viola, mi instrumento es mi cuerpo, y arriba del escenario soy un personaje.

CPQV: Muchas veces salen a tocar disfrazados, pintados, con máscaras, ¿eso viene por el lado de la actuación?

PAC: Está todo pensado, lo armamos entre todos, hoy no hay un manager que nos asesore, hay gente que nos da una mano con ideas y con otras cuestiones. Al nivel que estamos, así vamos bien…

CPQV: Trabajan como cooperativa: ¿cómo funciona eso?

PAC: Narpoperules incluye a gente muy variada: tenemos un contador, uno que casi es arquitecto, todos estudiamos o hacemos otra cosa, y además cumplimos roles dentro de lo banda…uno de los chicos estudia biología y hace los videos, por ejemplo. Nos dividimos los roles y tareas para hacer que funcione. Hay mucha creatividad en la banda, hay conexión creativa, que es un bien muy preciado.

CPQV: ¿Siempre la tuvieron?

PAC: La mayoría de nosotros nos conocemos hace más de 10 años de la Normal, el núcleo duro viene de ahí: ya éramos amigos cuando decidimos formar la banda. Un día apareció el cajón peruano en una guitarreada, y ahí empezó todo, esa fue la piedra fundacional, hace ya dos años y un par de meses.

 

La movida en Tucumán

CPQV: ¿Tocan seguido? ¿Quieren tocar todo el tiempo?

PAC: No, tratamos de esperar, renovarnos, cambiar los temas, hacer algunos covers…Tucumán es una plaza chica, y no queremos hartar a la gente.

CPQV: ¿Hay lugares para tocar?

PAC: No es fácil, pero hay opciones. A través de las redes sociales podes activar un lugar quizás no tan conocido, pero claro que adonde va siempre la gente te puede ir a ver un público mayor.

CPQV: Leí que ahora están cumpliendo dos años de su primer show, ¿cómo fue aquel debut?

PAC: Tocábamos en cumpleaños de amigos y cosas así, y la gente se copaba, hacíamos covers y dijimos ‘capaz esto puede andar’.

CPQV: ¿Cuándo fue la primera vez que los fue a ver uno que no era ‘amigo’?

PAC: En Mithos, tocamos para unas 150 personas, y eso que estábamos totalmente out de ‘la movida’: la entrada estaba a 10 pesos  y hubo mucho agite.

CPQV: ¿Por qué estaban fuera de la movida?

PAC: Narpo fue un empezar de cero, algunos nunca habían participado en una banda, fuimos aprendiendo mientras pasaban las cosas, no somos un rejunte de músicos, sino amigos que formaron una banda.

CPQV: ¿Hoy siguen afuera?

PAC: Eso lo tiene que decir ‘la movida’ jaja. Si te puedo decir que nos debemos mucho a nuestro público, muy orgulloso digo que tenemos un público de puta madre, muy interactivo, un público de calidad.

CPQV: ¿Se sienten parte de la movida?

PAC: De a poquito, hace un año seguro que no, hoy nos invitan a tocar, te reconocen, se interesan por nuestro proyecto, nos buscan otras bandas para armar fechas. Antes no nos daba pelota nadie, sólo nuestros amigos y los primeros que nos fueron a ver nos recomendaban. Los amigos, la familia y el boca en boca fueron nuestra mejor publicidad.

CPQV: Y ahora que se sienten un poco adentro, ¿cómo analizan lo que está pasando en Tucumán?

PAC: Hay muy buenas bandas, no sé si labura bien, cuesta articular en conjunto, somos todos gallos y el gallinero no es tan grande.

Tucumán es grande y está lleno de gente,  pero es chico de oportunidades, y no cualquiera puede llenar un bar un miércoles.

CPQV: ¿Les sirve el formato de fiesta – recital?

PAC: Es lo mejor para nosotros, cuando tocamos en bares o lugares donde la gente está sentada, los supera las ganas de pararse a bailar.

CPQV: ¿Cómo fue participar en el Sofar?

PAC: Impresionante, fue una experiencia increíble. No podíamos avisar que tocábamos ese día, porque es un evento al que no puede ir toda la monada. Sofar es una comunidad que nace en Londres haciendo recitales en el living de una casa, con un público muy respetuoso que va a escuchar.

La modalidad es sin amplificación, como si fuera un unplugged, pero sin retorno. Esa posibilidad nos permitió participar de un proyecto internacional con 60.000 suscriptores. Eso no significa que te vas a expandir por el mundo por haber estado en Sofar, lo tenés que trabajar, no hace magia. Es una muy buena ventana y te puede ir muy bien si tenés suerte.

CPQV: ¿Qué sintieron cuando les cortaron el sonido en Floresta, teloneado a La Vela Puerca?

PAC: Supongo que esa bajada de línea venia desde la producción, favorecida por la inmunidad ofrecida por parte de la productora local. Es una cadena de responsabilidades, y se fueron pasando la pelota.

Hoy por hoy ya nos pasa por los huevos, pero un su momento nos dolió muchísimo. Podemos ver ahora el vaso medio lleno por todo lo que implicó haber tocado con ellos. Nosotros habíamos llevado un show que se desarrollaba en forma escalonada y lo mejor estaba en la parte final, que fue la que comenzábamos a desarrollar cuando nos cortan.

Justo venían algunos covers de Los Piojos, de Bersuit…ya no estás escuchando Narpoperules, pero así pones a la gente en un estado espectacular. Laburamos mucho para esa fecha, no deberíamos haber hecho tanto esfuerzo, así vas comprendiendo como te conviene moverte desde la autogestión. Aprendes con esos golpes.

 

El Futuro

CPQV: ¿Se puede vivir del arte en Tucumán?

PAC: Yo soy abogado, me desempeño en eso. Hoy, no se puede vivir del arte…bah, yo no puedo. Otro seguro que sí, pero depende de la trayectoria, de las producciones que realices, conozco gente que si vive del arte, porque es una rueda que sí gira, pero acá ‘todavía’ no hay una ganancia.

CPQV: ¿Apuntan hacia afuera de la provincia?

PAC: Quiero que nos vayamos de gira, que toquemos en la playa…ya fuimos con bandas amigas como El Plan de la Mariposa y Jeites, pero en versión ‘corta’, y el formato de guitarra y cajón peruano ‘garpa’ mucho en la playa.

A través de bandas amigas tenemos un pie allá, plantamos una semilla, pero no es fácil de materializar, somos 6 voluntades, 6 bolsillos: tenemos distintos tiempos, edades y ocupación, pero armar una gira grande sería un sueño.

CPQV: ¿Crees que algún punto se podrían dedicar a pleno a la música?

PAC: Apostamos 100% por esto, nos dedicamos a pleno, pero hoy no vivimos de esto. En el mediano y largo plazo quizás debamos tener esa discusión. El primer paso era grabar el disco.

 DSC_8753P

Mámbico

CPQC: Se está cocinando el disco nuevo: Mámbico.

PAC: La idea es hacerlo en equipo, como pasó en Ñandu Records, donde grabamos lo que sería la primera maqueta. El disco ya está listo, ahora está en proceso del arte de tapa, a cargo de una amiga artista plástica, Gema Calderó, con quien trabajamos en Sofar.

Queremos presentar todo junto con su respectiva fiesta y en lo posible poder venderlo físicamente. Sería nuestro primer Demo.

CPQC: ¿Suma mucho grabar el disco?

PAC: Es nuestra primera carta de presentación, tener material de estudio implica poder sonar si tener que estar tocando en todos lados, pero vamos de a poco, estamos trabajando el arte de tapa, los arreglos, etc. y lleva su tiempo.

Queremos largar un buen producto, no nos arrebatamos, bancamos nuestro proyecto, ideas y formato, y queremos exprimir bien lo que tenemos y lo que hacemos.

CPQV: ¿Cómo hacen para llevar la fiesta del vivo al estudio?

PAC: Es un mundo aparte, el vivo tiene otra adrenalina y condimentos, mientras que en el estudio todo es más prolijo, es otra la energía. Somos muy caraduras, y en el vivo se nota y se disfruta.

Parte de esa fiesta también es del público, pero los Auténticos Decadentes o Los Fabulosos Cadillacs tiene fiesta en vivo y en estudio, así que eso demuestra que todavía tenemos un largo camino de aprendizaje y afianzamiento.

 

 

Gastón Guirao

Santiago L. Sibaja Ruggeri

 

 

 

 

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page