22195933_10156259206398132_3786686217093032818_n-2

Por: Lic. Cecilia Sandoval

El Oktoberfest es la tradicional fiesta de la cerveza que se celebra cada año en Munich, Alemania desde 1810, año en el que se casaron los reyes Ludwig I y Therese, invitando a todos los ciudadanos a las festividades que transcurrieron durante cinco días.
El festival comenzó como una fiesta con carreras de caballo, al año siguiente se sumó una muestra de agricultura, y luego se instalaron pequeñas carpas con cerveza que fueron creciendo hasta la actualidad
Hoy el Oktoberfest cuenta con un número considerable de carpas chicas y grandes que albergan a miles de locales y turistas que se acercan a disfrutar de las clásicas cervezas Hofbräu, Paulaner, Löwenbräu, Augustiner, entre otras. Las carpas están situadas en un predio enorme, llamado Theresienwiese que además contiene stands de comida típica alemana e internacional, souvenirs y hasta un parque de diversiones.
Con el pasar de los años, también creció el número de visitantes, para tener una idea, el primer fin de semana del Oktoberfest 2017, se contaron alrededor de 600.000 personas de todo el mundo, y si bien todavía hay que esperar para tener las cifras oficiales de este año, el consumo de cerveza es de aproximadamente 7 millones y medio de litros, una cifra importante si se tiene en cuenta que la fiesta transcurre casi durante tres semanas.
En esta edición, numero 184, el festival se llevó a cabo entre los días 23 de septiembre y 3 de Octubre, lo que resulta curioso porque se llama Oktoberfest y en realidad, la mayor parte acontece en Septiembre. La razón es que en un principio la fiesta se realizaba en Octubre, de ahí viene el nombre y con el pasar de los años, se fue trasladando a Septiembre debido a que el clima en esta parte del mundo es más favorecedor en ese mes.
¿Qué es lo que hace que este festival sea tan llamativo? Por empezar, el clima que se vive no solamente en el predio Theresienwiese sino en toda la ciudad durante el Oktoberfest es increíble y por supuesto que para los amantes de la birra, ir a un festival de cerveza es un sueño cumplido. Pero en este caso no sólo es la cerveza el atractivo principal sino que cada carpa tiene su temática y estilo particular. Algunas son más familiares, porque la fiesta es para todos, asisten familias con niños que tienen permitida su entrada hasta las 20:00. Otras son más fiesteras, e ideales para los jóvenes. En general todas tienen un lugar designado para una banda que toca música tradicional alemana, la cerveza se sirve en jarras de un litro y su graduación alcohólica es un poco más que la normal, llegando a tener 5,5% de volumen de alcohol. Las mesas se comparten y es muy fácil hacerse amigos pasajeros entre birra y birra.
Otra cosa que llama la atención y que contribuye a lo pintoresco del ambiente y del lugar es la vestimenta clásica de Bavaria, con la que asisten la mayoría de los participantes. Se trata de camisas a cuadros y pantalones de cuero, conocidos como Lederhosen, en el caso de los varones y vestidos, conocidos como Dirndl, para las mujeres. Aunque esta es la regla general, también se puede ver mujeres usando Lederhosen. Lo tradicional también se percibe en las comidas, los Bretzels y las galletas de jengibre en forma de corazón con mensajes abundan.
El Oktoberfest es una verdadera fiesta en la que está permitido tomar cerveza desde las 9:OO que abre el predio hasta las 22:00 (siempre y cuando se tenga aguante), se puede aprovechar para compartir con gente de otras nacionalidades y culturas y su entrada es gratuita, solo se paga lo que se consume, es un verdadero paraíso para los amantes de las birras y las experiencias nuevas.

22049804_10156259194583132_1086456818829395611_n-2

22050143_10156259224118132_9061076959287866114_n-2

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page