10917390_10204604758611636_1238010904864648287_n

Después de que las inundaciones al sur de la provincial se llevaran pueblos enteros, los artistas tucumanos tomaron la posta y decidieron ofrecer una serie de espectáculos con el objetivo de recaudar donaciones para los damnificados.
Entre el abanico de festivales, lecturas, tocadas, llamados a la “solidaridad” que se hicieron, la banda tributo a Pink Floyd, “The Worms” y la banda de Jazz “Brooklyn Jazz Band” ofrecieron un recital el pasado domingo 15 de marzo, por la noche.
Tan diferenciadas como fueron las bandas por el tipo de espectáculo que dieron, por sus respectivos géneros musicales, porque una copia y la otra interpreta, así de diferenciados fueron los dos momentos de la noche.

La primera presentación fue la de “The Worms”, músicos de aspectos jovial, que hicieron principalmente un recorrido por los discos más conocidos de Pink Floyd: The Dark Side of the Moon y The Wall, agregando canciones de Wish you were here, The Final Cut, The Division Bell, y a Saucerful of secrets.
La banda está compuesta por: Daniel Amani (voz y guitarra), Caeto Veliz (guitarra), Humberto Salazar (Bateria), “Mocho” Gallegos (Bajo) y Franco Lloverá (teclados).
Lo mejor de “The Worms” fueron sus invitados. Tampoco hay que dejar de hacerle justicia al baterista Salazar, al bajista Gallegos, y al tecladista Lloverá, ellos funcionaron bien, se mantuvieron a la altura que exigía lo que intentaban hacer. Hubo un saxofonista invitado, el “tecladista/pianista” Isaac lloverá, y tres coristas. Los invitados lo hicieron bien, con la barra que la banda puso.
La de Amani fue una interpretación vocal más para Heavy Metal que para Rock Psicodélico y un inglés francamente desastroso. Veliz se encontraba en un rol mucho más exigente por la ausencia de la primera guitarra de la banda, y su sonido no terminaba de encajar nunca. Se lo escuchaba ruidoso y sucio. Hay que reconocer que a éste último no lo ayudaron en nada ciertos problemas técnicos del sonido del teatro, y otras fallas coyunturales. Lo mismo que Gallegos cuyo bajo sonó saturado siempre.
Algunas de las canciones tuvieron momentos ridículos. En la interpretación de “Young Lust” una joven en calzas salió al escenario para exponer una triste “danza” compuesta por menos de cinco movimientos diferentes. Y se fue, inexplicablemente, en un momento arbitrario. Al momento de interpretar “Confortably Numb”, se hicieron un lío entre guitarras, pedales y cables, lo que dejó al público en un prolongado silencio.
De cualquier manera, se escuchó mucha gente comentando que esta había sido una presentación muy floja. Que tuvieron muy buenas.

Unos minutos después del término la primera presentación, apareció la Brooklyn Jazz Band. Con una parada mucho más humilde, subieron al escenario y con tranquilidad los integrantes se ubicaron, cada uno en su instrumento. A la Brooklyn Jazz band la integran: Melina Imhoff (Voz) , Pablo Pacífico (Voz) , Julio Goytia (guitarra), Matthias Agüero Hinz (contrabajo), Nicolás Tula Rizo (teclados), Humberto Salazar (batería), Jose “Grillo” Barrionuevo (trompeta), Alvaro Gómez (trombón) Coros: Romina del Carmen, Eugenia Di Lullo, Pilar Labanda.
Desde el principio demostraron prolijidad y pulcritud. En las interpretaciones vocales, el inglés era excelente. Ni una nota sonó fuera del lugar, y estamos hablando de interpretaciones de Jazz que estaban entre Nina Simone, Frank Sinatra (en dueto entre Imhoff y Pacífico)y Amy Winehouse que si bien es R&B hicieron una interpretación buenísima. Un setlist más que interesante para una noche de domingo, con todos los instrumentos sonando como debían y cuando debían, y dos vocalistas que hacían poner la piel de gallina.

Con una causa más que justa, un teatro casi lleno un domingo a la noche no es poca cosa. La noche en el teatro San Martín fue una linda fecha. Cualquier performance hubiera justificado el acercarse a colaborar con los tucumanos damnificados en las inundaciones del sur. Pero la noche se sostuvo en sí misma, con momentos buenos y otros no tanto, y un público paciente y participativo. Hace falta destacar algo que dijo Pacífico de la Brooklyn Jazz Band “no debería tener que haber inundaciones para que explote así la escena artística de Tucumán, para que los músicos y las bandas se reúnan y se muestren”. No es textual, pero mantiene el espíritu. Y no se puede más que estar de acuerdo.

 

10385490_416678841830267_7488561507493690758_n

 

Ph: Tomadas del Evento en facebook de la presentación

Julián Miana

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page