Antes de lo previsto los integrantes de Blur nos permitieron escuchar “MagicWhip”, su nuevo álbum. El lanzamiento oficial estaba anunciado para el 28 de abril pero decidieron colgarlo en la página web el 20. Este nuevo material es lo primero que sacan desde el 2003 con “ThinkTank”.  En 2012 la banda había lanzado dos canciones aisladas que sirvieron para alimentar las ansias de más material luego de la reunión.

Las primeras canciones nacieron en Hong Kong durante una gira en el 2013, cosa que se mantuvo en secreto hasta fines de 2014 cuando se concibió la mayor parte del CD en Londres. Durante los años alejados de la música el baterista DaveRowntree se ha convertido en abogado y el bajista Alex James devino en empresario de quesos, el trabajo de Coxon y Albarn por otro lado dio sus frutos en una excelsa carrera musical que nos es familiar a todos.

“MagicWhip” tiene para todos los gustos. Posee los clásicos eufóricos de estadio que caracterizaron la primera etapa de la banda con canciones como “GoOut” y “Ong-Ong”. Pero también se hace cargo de su etapa más experimental rodeando los años 2000. “Lonesome Street” quizás sea una de las canciones más clásicas dentro del CD, lo que deja conforme a todos desde el principio y predispuestos para las sorpresas en los siguientes cortes. La trayectoria que hicieron por separado sus integrantes se ve cristalizada en una serie de canciones que muestran la aguda reflexión depresiva de Albarn junto con las excéntricas y geniales musicalizaciones de Coxon como “Thought i was a spaceman”. Uno de los puntos altos que posee el álbum es “Pyongyang”, canción dotada de hermosos climas de tranquilidad generados a partir de uso de los sintetizadores y un gran despliegue sonoro que va dotando de épica digna de un himno a medida que avanzan los minutos.

Hablar de un nuevo disco de Blur es despertar muchas ilusiones en la cabeza de la gente. “MagicWhip” las cumple a todas, el disco está a la altura de la historia de la banda y nos muestra que a pesar del paso de los años no son cuatro nostálgicos con la necesidad de darse un baño de masas para rejuvenecer su ego. Todo lo contrario, demuestran frescura y ansias de transitar ciertos caminos de otra manera . No solo por el revuelo que genera un nuevo disco de los londinenses después de doce años, sino por su alto voltaje musical, el álbum es candidato al top ten de 2015. Desde el punto de la divertida pelea mediática, podemos decir que es una contienda en la que se encontraran con un viejo “enemigo”: Noel Gallagher.

 

 

 

 

 

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page