Lisa y las fotos

 

_MG_1325-01
 
Por: Tatiana Luján Valdez // Foto: Agostina Pedrini

 

 

Lisa es una mujer hermosa, de mucha presencia, con una voz potente, pero que llega a escena con una inmensa tristeza en la mirada. Tristeza que no deja de contradecirse con su cuerpo, sus colores, sus movimientos seguros. Lisa es eso, contradicción: entra la que fue, la que es hoy, y la que quiere ser.  Así, yendo y viniendo, atraviesa esos tres estados con los que nos invita a hacer un recorrido por su vida.

Lisa llega a una audición casi por casualidad, “el técnico, que es mi vecino, me avisó” nos cuenta confidente a los espectadores, que en esta propuesta venimos a formar parte de esa audición. Todos estamos ahí para mostrar algo, para mostrarnos, para pensar en nuestras vidas, y nuestras ficciones. Lisa lo hace también, a través de fotos. De sus fotos con Iván. Ese amor que fue hace tiempo atrás, y del que todavía se pregunta si pensará en ella, en la Lisa que se enamoró de él alguna vez. Pero, casi sin darse cuenta, mientras más habla de Iván y de lo que fue la vida en pareja que llevaron, Lisa nos habla de ella: de la Lisa que se aburre, la que toma vino y besa con un cuarteto sonando de fondo, la Lisa que vive y siente en profundidad.

Porque esta obra nos habla de eso, del sentir, del amor. De lo que uno construye con el otro, pero sobre todo con uno mismo. De los miedos que atravesamos, los enojos, las tristezas. Y las fotos están ahí, como una forma de capturar esos momentos de pura sensibilidad, de construcción personal. Fotos de papel, impresas, como las de antes. Amores sensibles, viscerales, como los de antes. Deseos de ser profundos, reales, como los de antes. Porque a veces necesitamos materializar todo el amor de alguna manera, para que no se esfume, no se pierda, no se olvide. En los tiempos que corren, de la inmediatez en las redes sociales, de las ficciones montadas para los espectadores cibernéticos, de la efimeridad de los vínculos, que se desaparecen en cada historia de facebook e instagram, Lisa y las fotos nos viene a recordar que el amor existe, mas aún por fuera de cualquier fotografía.

Una obra sensible, de mujeres, si, pero pensada para todos. Todes los que, en tiempos de crisis, seguimos apostando y nos seguimos animando a vivir el amor y el desamor como forma de reafirmar nuestra manera de estar en este mundo.

 

 

Lisa y las Fotos. De Ariel Farace

Actriz: Belén Mercado
Dirección: Flavia Rodriguez
Asistente de dirección: Agu Doz Costa

SÁBADOS DE JUNIO – 22hs
El Árbol de Galeano-Club Cultural - Sala de Cámara

 

_MG_1320-01
Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page