En 2011, la revista Rolling Stone afirmó que Tucumán era “la provincia más indie del país”. En 2015, el viernes 28 y sábado 29 de agosto, tendrá lugar el festival LADO B, que congregará a las bandas más representativas de la movida, además de intervenciones artísticas como el stand up, artes plásticas, proyecciones, fotografía y DJs, en un mega festival que promete y mucho.

La noche del viernes 28 desfilarán por el escenario del Centro Cultural Leticia (San Martín 1071) El Estúpido Martes Sangriento; Tercera Colina; Yarbos ; Truman; Bogartus; Boutique.

La noche del sábado 29, será el turno de Los Veranos; Los Tigres, Monte; Los Empleados y Roadie.

En la antesala del festival, charlamos con Franco DG, uno de los encargados de la organización de LADO B, para conocer un poco más sobre el mismo y sobre la pujante movida del indie en Tucumán.

Colirio Pa’ Que Vean: ¿Quiénes están detrás de LADO B? Franco DG: Yo soy el organizador, y quien gestiona la producción del evento.

CPQV: ¿Cómo surgió la idea del festival? FDG: Soy cantante y guitarrista de Roadie, una banda indie de Tucumán que participará de la grilla del festival; participé en la organización de festivales como banda, pero a partir de un evento increíble como El Pulsudo, surgió la idea, ya que nos inspiró a potenciar esta movida.

CPQV: ¿Qué fue lo inspirador de El Pulsudo? FDG: La movida cultural, la gestión, el respeto como producción para los artistas locales fue lo primordial, eso hace que todo sea diferente. El Pulsudo nos enseñó que siempre se debe intentar sumar: no sirve quedarse con el discurso –por ejemplo- de que no hay lugares para tocar. Si los hay, solamente hay que explotarlos.

CPQV: ¿Sentían que a la movida de indie de Tucumán le hacía falta contar con un espacio propio que reúna a las bandas y al público? FDG: En realidad, no tan sólo la música indie necesita reunirse: va más allá de los géneros. Los que hace falta es compartir el arte de cada uno con otros públicos.

Siempre se dijo que en Tucumán hay artistas increíbles y es cierto, lo que falta es gestión, movimiento, animarse a ir un poco más allá de lo que significa tener una banda y tocar; existen formas de involucrar la música local de mil maneras, y de a poco las bandas lo vamos aprendiendo.

Eso hace que las bandas tengan mayor valor: ojalá vengan más Pulsudos y más LADO B, donde podamos encontrar gente nueva, en lugares diferentes y con buena calidad de escena.

CPQV: ¿Sentís que El Pulsudo marcó el comienzo de una nueva forma de plantear los festivales? FDG: Todo viene de a poco: las bandas que tocan en LADO B vienen adoptando esto de conjugar intervenciones artísticas y recitales, apuntando a generar una experiencia sensorial, buscar que el concepto tenga una coherencia, que no entre sólo por los oídos, sino encontrar una estética, para generar un clima perfecto.

CPQV: ¿Cómo fue la selección de bandas y artistas que participarán? FDG: Fue interesante, convocamos a mucha gente nueva con la que nunca compartimos ningún recital, pero sabíamos que se estaban moviendo y que estaban tocando en lugares nuevos, o grabando y viajando.

Además, músicos amigos como Vladimiro Diéguez nos ayudaron con data de bandas que estaban buenas, como Boutique o Los Veranos. También nos interesaba mucho compartir escenario con amigos de siempre, como El Estúpido Martes Sangriento y Bogardus.

CPQV: ¿Proyectan LADO B a largo plazo? FDG: Hoy, LADO B de alguna manera nos une, creó un hogar para bandas donde también intervienen DJs, fotógrafos, artistas plásticas, standaperos y dibujantes, además de portales culturales, revistas, programas de radio, etc., y eso, a mediano plazo abre alternativas para todos. Eso es lo que queda, además del registro audiovisual y una experiencia única.

Esperamos de aquí a un tiempo poder aprender de esta primera edición, para que una hipotética segunda tenga más cosas, sea mucho mejor y tenga un mayor alcance.

Santiago L. Sibaja Ruggeri

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page