_MG_9671 copia

 

 

Cerca de la diez de la noche se abrió el telón del teatro Alberdi para que empiece a sonar la clásica versión del Bolero de Rabel. Un par de compases mas adelante estallaría en una alocada versión cumbia y daría lugar a un set bailable de La banda del Río Salí. La gente acompaño con el baile desde los palcos para transformar el recital en una verdadera fiesta. El show fue articulada a través de una serie de sketches de teatro en las que el supuesto dueño de la sala proponía abandonar la música popular la para dejar el sin sentido de todo lo que no es culto. Sus intentos de hacer entrar en razón a la audiencia que estaba dispuesta a bailar toda la noche eran impedidos por un grupo de monos que buscaban secuestrarlo para que siga la fiesta. Por suerte la música siguió en una noche cargada de cumbia, candombe y un poco de chámame. En un espectáculo completo, donde  jugo lo histriónico que llevan los integrantes de la banda cambiándose múltiples veces de disfraces para ir creando ambientes e historias a medida que su repertorio avanzaba. El público demoro dos canciones en pararse y empezar a bailar. Cuando promediaba el repertorio los pasillos estaban ocupados de gente moviendo las caderas y al final recorrió el teatro el clásico trencito que toda fiesta debe tener. Presentando canciones nuevas, los clásicos de la banda y algunas de las canciones de los Avelinos, que ya son parte de su repertorio permanente, mantuvieron a la gente con todas las pilas durante más de dos horas. Sobre el final, después de que el teatro les cerrara el telón, le regalaron a su público una batería de tres bises más completando así una noche memorable para la música tucumana. Una vez más una banda local conquista uno de los grandes escenarios de nuestra provincia. No podemos afirmarlo como notica pero, como en todos los shows de La banda del Rio Salí, alguien llego solo y se debe haber ido acompañado.

Luciano Billone

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page