IMG_8956

 

 

Con solo mencionar el nombre de Germán Daffunchio, muchas cosas ya quedan explicadas de antemano. Guitarrista de Sumo y Las Pelotas, una de las grandes cabezas del rock nacional y un personaje que se sigue moviendo bajo las reglas del under. Lejos de comerse el papel de estrella de rock, Germán vive en Nono, una tranquila localidad en las sierras de Córdoba, sale de gira en su propio auto para poder disfrutar del viaje y lo hace acompañado por muchos de sus hijos. Para la entrevista, nos encontramos en la puerta del hotel en el que se encontraba alojado durante su última visita a Salta. Lejos de permanecer en pose para la prensa, se mostró franco y demostró que él es uno más, con la cotidianeidad de una persona común.

¿Siempre viajás acompañado con la familia?

En nuestro equipo hay mucha familia trabajando. Crecieron entre los cables, así que esta es su vida y también su pasión, así que los sume al equipo de trabajo. Cuando vengo a estos lugares me gusta conocer, así que aprovecho y veo de venir con toda la familia.

¿Cómo se combina la relación entre el pasado y el presente con estos 25 años de carrera encima?

Honestamente no me nutro del pasado. Uno tiene que vivir la vida en el presente, pensando en hacer las cosas como uno las quiere hacer ahora. Las canciones del pasado no quieren decir que no nos gusten pero uno lleva muchos años tocándolas y por ahí le quiere dar descanso. Uno las toca siempre para los fans, porque la gente quiere escuchar todo, no solamente lo último que hiciste.

Cuando se terminó Sumo pensaste en dejar la música ¿Qué pudiste vivir con Las pelotas que no hayas hecho con Sumo?

La historia de Sumo es bastante corta. Nosotros aprendimos en Sumo lo que uno se iba a enfrentar. Lo más grande que hizo sumo en Buenos Aires fue Obras Sanitarias, que ahora ya ni lo usan, aparte de los quilombos legales, ahí solo entran 6 mil personas. Con Las Pelotas nosotros tocamos 10 veces con los Stones. El otro día que tocaron aquí, me acordaba de cuando nosotros nos fuimos a tocar con Kiss. Un amigo me pregunto qué pensaba de ellos: (hace el gesto de poner algo sobre la mesa) “balde de caca”. Ese día casi terminamos a las trompadas con ellos.

¿Por qué?

Porque los hijos de puta de seguridad de Kiss no nos querían dejar pasar con nuestros hijos para irnos a la casa después de tocar. Llegamos a un vallado en el que nos dijeron que no podíamos pasar porque ahí iban a pasar los de la banda, a todo esto faltaban diez temas todavía. Le insistí y me dijeron que no, y seguimos hasta que nos empezamos a putear. A todo esto pasaron los diez temas y cuando pasaron ellos con su disfraz de tortuga ninja de telgopor les empecé a gritar fuckyou, son patéticos. La podrida fue en el escenario cuando estábamos tocando y la empezaron a putear a Gabriela. Yo dije por el micrófono que ya venían los Kiss que se estaban terminando de pintar.

Muchos de los hijos de los músicos de tu generación están iniciando el camino con sus bandas ¿Cómo vez la escena a la que ellos están entrando?

La música es una canal muy bueno de descarga de la vida, es curador. Eso desde el punto de vista filosófico, la realidad es que el mundo se está trasformando en algo más efímero, la carrera de todo es más efímera. Todo el mundo está tratando de llegar a ser famoso, como si ser famoso fuera lo más importante y que el hecho de ser famoso te va a garantizar ser famoso toda tu vida. En realidad hoy la fama es descartable, suben a un pibe, lo hacen grande, le sacan la guita y le dan una patada. Pero para mí, ese no es el arte en profundidad. El arte en profundidad se hace a través de la vida: hay que saber llevar los momentos buenos, los malos, los de sequía y los de abundancia. Es tu vida, es una gran diferencia querer ser músico para decir toco en tal lugar, a dedicar tu vida a esto.

Ahora si me preguntas como lo veo te digo que los veo igual que siempre: muy oscuro y difícil. Porque sobretodo en este mundo mercantil te preguntas cuanto le importa a la gente las cosas. Si tomas el ejemplo de Córdoba y vez que el cuarteto mueve miles y miles de personas todos los días, aun durante la semana, decís que nos estamos equivocando y no hay que hacer lo que nosotros hacemos porque a la gente no le importa nada, sólo quiere bailar. Ahora hay un mensaje que me impresiona bastante y es el de la diversión. Lo más importante es que sea divertido y pasarla bien. No creo que lo más importante de la vida en realidad sea eso.

A través de los discos de Las Pelotas cuesta encontrar un patrón ¿Cómo trabajan desde lo compositivo para lograr eso?

Nosotros buscamos siempre no repetirnos. Es una búsqueda constante, cuando estas repitiendo formulas estas repitiendo un negocio. Lo arriesgado es hacer siempre cosas nuevas, no quiero decir vanguardista, sino no repetir cosas nuestras. Hay que saber llevar una banda durante 25 años y la búsqueda te renueva. Si vos te vas renovando de la misma forma que hiciste lo anterior y la vez anterior te renovaste igual que antes te terminas saturando. Es difícil explicarlo pero nosotros necesitamos ir armando cosas nuevas. De hecho en el disco nuevo que todavía nadie tiene, por suerte, no tiene nada que ver con el anterior

Me la dejas picando ¿Cómo es el nuevo disco?

No se puede poner en palabras. No se puede decir que tiene una mezcla de hip hop con werstrogn y covers de Kiss, Axel y mucha gente famosa. Es difícil de explicar, te va a gustar, creo. La pregunta es hacia donde apuntas la flecha, es decir ‘que escribís’. Porque yo no soy un poeta, solo escribo canciones. Estamos contentos con como lo llevamos, y estamos apretando para sacarlo en agosto.

Nos ternaron para los Gardel. La gran discusión de la banda fue ver qué hacemos con eso, porque a todos nos importa una mierda. Nos parece que es la gran parodia de la música y había que decidir si tocábamos o no. Decidimos que no cuando vimos que todos los que tocaban eran bandas como Miranda y gente con la que no tenemos nada que ver.

Texto y fotos por Luciano Billone

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page