dsc_1238p

Uno de los talleristas convocados a la Bienal Argentina de Fotografía Documental vino desde Pachuca para hablar de semiótica. Frida Castañeda Bulos, Lic. en Artes Plásticas y Visuales y magister en Diseño Editorial trajo junto con su calidez una nueva forma de ver, leer y producir imágenes a los interesados en el rubro y para los alumnos de fotografía de la facultad de artes que consiguieron invitarla a dar unas charlas en la catedra del profesor Varsanyi. Frida ha conseguido reavivar fuegos fatuos como pocos durante la séptima bienal. Frida reafirma su pasión por las técnicas antiguas: _ Son fascinantes. Me encanta el laboratorio. Es la parte de la foto que más me gusta. Creo que los fotógrafos tienen que ser artistas y los artistas tienen que ser intelectuales.

CPQV: ¿Pueden las imágenes superar al texto como canal?

Frida: Es hablar del nacimiento de la semiótica que nace primero en la literatura y después se comienza a hablar de la semiótica de la imagen. La diferencia tiene que ver con los códigos. No es lo mismo hablar en visual que en letras. Las ideas son las mismas pero transcurren en otros lenguajes. Para mí el visual es todavía más complejo que el escrito porque tienes muchas más variables. Para escribir tienes un solo idioma, en cambio en el visual son muchos más. Además tienes una sola oportunidad porque es una sola imagen que en texto serian muchas palabras. Es complejo, sintético, fascinante y pues nada está hecho por casualidad.

CPQV:¿Se puede hablar de no gramatical en un discurso visual?

F:Yo creo que sí y tiene que ver con las sensaciones. Creo que la semiótica tiene que partir de las sensaciones propias. Tienen que ver mucho las sensaciones y quien eres  a la hora de producirlas  y a la hora de leerlas. En visual todavía tienes aún más marcado el factor sorpresa de que cada quien lo puede interpretar de distinta forma. Me parece que es más rica la interpretación de cada uno de los consumidores porque tienen diferentes códigos. En la literatura a pesar de las metáforas y todo, es muy diferente que el azul no sea azul. Y si ves un círculo puede ser un sol, un círculo, una pelota. Puedes ver muchas más formas de leer. Siento que está mucho más viva la imagen que el texto. Es lo que sucede ahora con los memes. Hay imágenes de contextos muy diferentes que se asocian a algún otro suceso y ya se puede leer de una forma distinta. Estos días me llego un meme de una señora enojada en un aeropuerto de Tucumán. Después me contaron el contexto completo y pude comenzar a leer la imagen. La semiótica tiene que ver con los códigos que vas adquiriendo y estos pueden ir cambiando a cada instante. No es lo mismo lo que entiendo yo ahora de los argentinos de lo que entendía antes de venir. Lo que sucede es que estoy haciendo un sincretismo y me estoy haciendo cada vez más hibrida. Cuando regrese me van a agarrar de cábula. No me van a bajar de che por 3 o 4 días. Es el mejor ejemplo para hablar de códigos. Los lenguajes, los códigos visuales; después de este viaje voy a tener que dormir por 4 o 5 días y estar en completo silencio.

He sacado un trabajo personal muy fuerte que después  se los voy a compartir ahora que llegue y lo procese. Hicimos dos acciones. Una para bienal y otra sobre un trabajo personal sobre desaparecidos. Necesito aterrizar. Aprendí nuevos códigos. Uno cree que las imágenes son inconscientes pero no. Son completamente intencionadas aunque no te des cuenta. Me gusta trabajar con la conciencia porque es un paso sin retorno. Una vez que eres consciente no te puedes volver pendejo.

 

14894506_10210618032304496_1022899866_o

 Montaje Expo Sanctoarte UAEH 2016 – Inaugura el 29 de Octubre

CPQV:¿De verdad es peligroso ser reportero gráfico en México?

F: A veces se nos olvida que los reporteros gráficos sobre todo son personas. En México estamos desensibilizándonos de los muertos y  de los desaparecidos. Tenemos cifras que no puedo imaginar escritas y nos estamos volviendo indiferentes. Con que una persona falte, pierda la vida o este desaparecido por motivos de libertad de expresión ya es terrible y doloroso. Habla de una terrible sociedad y un terrible entorno. Y hay miedo. Y se dice y no se quiere escuchar. De todo esto me preocupa más que los crimines y los políticos, la sociedad que esta como dormida. El letargo que tenemos como sociedad. Si alguien se muere y no se sacude la vida, ¿con que crees que se te va a sacudir? Es como que todos estamos en la matrix ¿no?

CPQV: Estuviste un poco alejada de la fotografía por algunos años. ¿Aprendiste algo de esa etapa?

F:Que todo está bien en el momento justo. Que no hay que preocuparse por nada. Que las cosas suceden en el mejor momento que tienen que pasar y que en este instante estás viviendo lo que tienes que vivir. Aprendí a no aferrarme y a vivir agradecida. A partir de ahí creer que eso es magia y hacer esa magia en la vida.

CPQV:¿Cómo llegaste a formar parte de la séptima bienal?

F:En mayo. Regreso a la foto por presión del director de tanto invitarme. Hago un taller con él, siendo su alumna. Y al terminarlo me dijo: tú y yo tenemos que dar un taller juntos. Fue un gran halago para mí. Él es muy conocido allá por su trabajo con los hijos. Julio y Darío Albornoz son dos de los tucumanos que más se puede destacar. Y creo que Gabriel (Varsanyi) es otro. Darío es la única beca Guggenheim de daguerrotipos aquí en Tucumán.

Me dice que debería venir a la Bienal. Le dije que sí, se lo había prometido y lo iba a cumplir. Yo pensaba que iba a venir de oyente o de vacaciones o algo así. Paso un tiempo, el después regresó antes de partir en su viaje a china. Cuando está en el aeropuerto me manda una invitación para que dicte aquí un taller sobre semiótica y yo me quedé así: (ojos bien abiertos, boca abierta) Madres! Y así fue. Me dijo que lo prepare como yo prefiera, que vea el número de horas, el tipo de personas que podían recibirlo. Y la verdad que decir que si a todo a veces me lleva a meterme en camisa de once balas pero siempre sucede algo divertido, algo bueno. Me dijo: si vas a venir porque te voy a meter en el catálogo.

CPQV:¿Qué es lo que sucede durante las revisiones de portafolios?

F:Lo que haces ahí es que muestras tu trabajo, lo explicas y dependiendo de las personas te dan opciones para seguir desarrollándolo. Entonces te ayudan a darle forma al proyecto para que lo termines. Me gusta mucho, es algo bien fuerte porque es muy personal. Estas enseñando trabajos inconclusos, que todavía no están redondos y que en la mayoría de los casos no van a pared. Estas haciendo el mayor voyerismo fotográfico que puedes. Porque la fotografía es voyerista por donde la veas. Los fotógrafos somos voyeristas y hay que asumirlo, nos encanta estar viendo. Es muy fuerte lo que hacemos. Somos peor que voyeristas porque ellos nadan más ven. Nosotros nos apropiamos de esas imágenes. Los fotógrafos somos voyeristas permanentes.

CPQV:¿Cómo fue que llegaron a 4 portafolios ganadores?

F:Hubo 4 portafolios ganadores, muy buenos. Pero bueno, eran muy dispares. No se podía intentar compararlos. Son 4 trabajos maravillosos entonces es muy difícil compararlos porque tienen diferentes salidas. Hay proyectos que tiene salida  a pared, otros a foto libros o a instalaciones. Tampoco puedes ponerlos a todos en la misma categoría que fue un poco lo que tuvimos como charla entre los revisores. Sin embargo el gran limitante es la cuestión de los montajes, el tiempo y el dinero. Son tan buenos que de verdad los 4 merecen ir a pared. También hay que ver las viabilidades reales.

Además el concurso dice que solo tiene que haber 1 ganador. Me pareció demasiado rudo querer presionar para hacer los 4 en la mesa final. Todo esto puede cambiar mucho. Lo dije, la Bienal y la Fotografía son cosas que están vivas, ¿quién sabe que pueda pasar de aquí a 2 años? Hay un ganador que se debe y se tiene que exponer y los otros 3 seguramente encontraran la forma de expresarse. Si no quieres que eso suceda tenemos que hacer reglas más estrictas, acortar mucho más los parámetros y que la salida sea a pared en una exposición. Pero también eso es contraproducente porque de esa forma pueden quedar afuera muchas cosas también buenas. Tiene que ver con la flexibilidad de pensamiento.

CPQV: Eran muchos revisores. ¿Será por eso?

F:No fue tan difícil. Pero la dificultad no fue ponernos de acuerdo. La dificultad fue que había 4 trabajos que eran muy buenos. He estado en lugares donde hay concursos que están vacíos y donde puedes declarar ningún ganador. Eso sí me da pena. Yo prefiero que tengamos muchos buenos trabajos a no tener ninguno.

CPQV:¿Crees que sean ciertas las fotografías de platos voladores?

F:No los he visto nunca en el cielo. Si he visto algunas fotos pero la verdad es que yo solamente veo puntitos. No sé si la veracidad de las fotos de ovnis sea muy buena. No sé si están  ahí arriba esperándonos. Pero si soy una clara convencida de que no somos los únicos. Creo que caminamos entre dimensiones y cosas que no sabemos cómo explicar. Estoy más convencida en que no hay espacio y tiempo al hecho de que existan extraterrestres. Creo mucho en los hoyos de gusano que son túneles entre diferentes universos y dimensiones. Si creo que podemos estar caminando junto a alguien que en este mismo tiempo y espacio están en una dimensión que nosotros no vemos y que a veces quizás las veamos y decimos que son fantasmas y que ellos piensan que somos nosotros los fantasmas. ¿Has visto la película los otros? Es fantástica. ¿Quiénes son los otros? ¿Quiénes son los reales? Hay muchos niveles de lectura, es como la fotografía. No puedo creer que nada más haya este mundo, no podemos ser tan egoístas. No puede ser que en todo lo que pueda existir, en cualquier tiempo y espacio seamos los únicos. Aparte, no necesitamos ver las cosas para estar convencidos.

 

 

Gastón Guirao

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page