grafica-va-300

Luego de 8 días de celebración por el séptimo arte, Jujuy da por finalizada la segunda edición del Festival Internacional de Cine Ventana Andina, evento organizado por la secretaria de Cultura de la Provincia, que cada año tiene como objetivos el desarrollo del sector cinematográfico de la región creando un encuentro entre realizadores y comunidad; garantizando un espacio para la exhibición, la capacitación y la comercialización de los proyectos audiovisuales.

La importancia de un Festival Internacional en la región andina no solo reside en el hecho de generar los medios para el crecimiento de la producción cinematográfica, sino que también tiene que ver con aquello que nos deja el cine, como producto social, artístico, como un medio de expresión para encontrarnos e identificarnos a nosotros mismos. El cine como un lugar donde poder visualizar el retazo de realidad que se esconde detrás de una cámara, y detrás de los ojos de quien sostiene esa cámara. Aquella mirada que construye y cuenta una historia. Este año, la mirada del cine andino se proyectó en distintos lugares de la provincia de Jujuy, exhibiendo más de 30 películas en de las distintas competencias: Internacional, de la que participan los países de de Argentina, Perú, Bolivia, Chile y Ecuador; Competencia Nacional “Félix Monti”; Competencia Regional “Jorge Preloran” para películas de las provincias del Noroeste y la Competencia Internacional de Documentales y de Cortometrajes. Así también, el festival desarrolló actividades paralelas como Retrospectivas a los directores Jorge Sanjinés y Pablo Trapero mediante la proyección de sus películas, mesas de realizadores del NOA, una gran variedad de disertaciones y capacitaciones.

Climas-afiche-1base_imageZ129_C001_0923U2

Climas, la película peruana dirigida por Enrica Pérez Mato fue la ganadora de la Competencia Internacional de Largometrajes. En la misma se abordan tres historias de diferentes mujeres, de distintas edades y que viven en regiones diferentes de Perú. La realizadora construye con profundidad cada uno de estos personajes y recrea sus ambientes, situaciones y los diferentes climas, tanto a nivel geográfico, como social y personal, utilizando con destreza espacios, movimientos de cámara y una fotografía que matiza con excelencia a cada historia. La primera se desarrolla en una región tropical, y nos cuenta la vida de Eva, en su etapa de transición donde deja de ser niña para dar los primeros pasos en su despertar sexual. La segunda historia, retratada en un gris invierno de Lima, nos narra el profundo dolor de Patricia, una mujer que lidia con una tragedia de su pasado; y la última historia que se despliega en las alturas de los Andes, habla de la vida de Zoraida, una anciana de comunidades originarias, que se reencuentra con su hijo en clima de desconfianza y resignación a medida que comparten sus labores y trabajos cotidianos.

Por otra parte, se les asignaron los premios de Mejor Dirección  a Laura Citarella y Verónica Llinás, por La mujer de los perros (Argentina). El premio al Mejor Guión fue para Nicolás González e Ignacio Mardones, por La madre del cordero (Chile). El premio a la Mejor Fotografía se le otorgó a Soledad Rodríguez, por La mujer de los perros.  En la categoría Mejor Montaje, el premio fue para Matar a un hombre (Chile). En Mejor Dirección de Arte fue premiada El patrón, radiografía de un crimen (Argentina). El Premio a Mejor Producción fue para Norte estrecho (Bolivia).

Este año el Premio Especial del Jurado al Mejor Largometrajes con abordaje de la identidad andina fue para Feriado de Diego Araujo (Ecuador/Argentina).  En la Competencia de Documentales y Cortometrajes,  se premió a la ecuatoriana Alfaro vive carajo dirigida por Mauricio Samaniego Ponce como Mejor Largometraje Documental y a la argentina La ventana abierta de Lucila Las Heras como Mejor Cortometraje.


0010187966
 La Salada de Juan Martin Hsu fue la ganadora de la Competencia Nacional Félix Monti. Una película que relata las historias de familias de diferentes nacionalidades que migran a la Argentina en busca de trabajo. Las diferentes experiencias de cada uno de los personajes convergen en ese choque de culturas en los puestos de comercio que les ofrece La Salada donde también aparece la soledad y el desarraigo.

Tucumán no quedo exento de los premios, ya que El Motoarrebatador de Agustín Toscano (codirector de Los Dueños) fue la ganadora de la Competencia Regional junto a la salteña El espíritu de la apacheta de Mariel Vítori.

Con más de 18000 espectadores y 179 películas inscriptas, el Festival de Cine Ventana Andina, nuevamente nos da motivos para celebrar el crecimiento de la producción artística y cinematográfica de la región convirtiéndose en un lugar de encuentro y de intercambio de experiencias. Un espacio donde el cine andino nos convoca para conocernos, conocer nuestras culturas y realidades y nuestra forma de expresarnos con la imagen en movimiento.

Texto: Elena Nicolay

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page