Idealista, inteligente, franca, un tanto pesimista, pero a su vez, soñadora con un mensaje esperanzador, Mafalda es una niña que a pesar de su corta edad muestra una gran preocupación por el contexto socio-político en el que vive y busca cambiar el mundo. Es amante de los Beatles y enemiga de la sopa, su posicionamiento político no permite que sea una niña como cualquiera, ya que cuestionamientos sobre la crisis económica, las bombas nucleares y la paz mundial son temas de conversación que afloran de manera espontánea en los juegos con amigos. Mafalda y cada uno de sus personajes conlleva consigo una enseñanza, y todo eso hace que sus tiras sean motivo de celebración.

Con una mirada tan simple, a través de los ojos de la niña, su creador Salvador Quino, supo concebir en los dibujos de Mafalda una mirada crítica a la sociedad mediante un lenguaje inteligente y accesible, donde reina la inocencia, la ternura y la compasión. Una niña que en el desarrollo de su infancia, ya sea en la escuela, en su casa, con sus amigos y en sus espacios de reflexión nos enseña el valor de la amistad, del compromiso social y del pensamiento crítico, como también así, apreciar las pequeñas cosas de la vida.

Fue un 29 de septiembre de 1964, luego de un acuerdo de Quino con el jefe de redacción de la revista “Primera Plana”, cuando se publicó oficialmente las tiras Mafalda. Nadie podría imaginar, ni siquiera su autor, que este personaje nacido como parte de campaña publicitaria encubierta para los electrodomésticos Mansfield, terminaría por emplear el humor político como una forma de militancia. Las publicaciones de Mafalda abarcan un periodo entre 1964, pasando por “Primera Plana”, “El Mundo” y “Siete Días Ilustrados”, hasta la retirada oficial de Quino en junio de 1973 por una decisión personal luego de analizar la situación política que América Latina vivía en ese momento a partir de los reiterados golpes de estados por las fuerzas militares. Sin embargo, ha sido sin duda, la historieta latinoaméricana más conocida en todo el planeta, traducida en más de treinta idiomas, reúne múltiples reconocimientos y distinciones y fue elegida para acompañar la campaña de la Declaración de los derechos del Niño de Unicef.

Hoy, 50 años después, las historias de la pequeña que nunca creció, se mantienen vigentes, trascendiendo generaciones y preservando toda su esencia, invitándonos a reflexionar, a reírnos, a luchar contra las injusticias, contra la pobreza, contra las guerras, a despertar los valores humanos y a constituirnos como personas.

mafaldademocracia mafalda-fanatica-de-los-beatles mafalda-veo-veo mafalda0003


Sus personajes: Mafalda, rebelde y solidaria, con sus contradicciones y cuestionamientos políticos, su hermanito Guille con picardía promete ser hasta aun más terrible que su hermana.  Sus amigos Felipe, tímido y soñador, abrumado por las obligaciones y los deberes; Susanita, su amiga racista y maternal, con objetivos de casarse y tener hijos; Manolito, comerciante de naturaleza y tiene gran admiración por Rockefeller; Miguelito, quien posee un gran espíritu reflexivo y fantasioso;  Libertad, una Mafalda mucho más radical; y por último, sus padres, quienes no consiguen respuesta a los interrogantes de su hija.

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page