Estreno de TOTITITA: Entrevista a Bonzo Villegas

Queda claro que el cine ya no es un arte solo de importación, y si todavía nos quedan dudas al respecto, el estreno de TOTITITA, el nuevo cortometraje dirigido por Bonzo Villegas, nos vuelve a demostrar que Tucumán no está exento de hacer sus propias producciones audiovisuales. Como conquista de los cineastas tucumanos, Totitita se proyecta esta noche en la pantalla grande del cine Atlas, sala en la que 500 espectadores podrán disfrutar de la noche del estreno junto a otras dos producciones locales. La cita es a las 22hs. Abre la noche un corto de animación de Natalia Quirico, La Llamada Nocturna, basado en un texto de Ray Bradbury y luego el documental Música Esperanza de Rueda Alternativa.

Totitita se presenta como el tercer proyecto que llevan adelante Bonzo Villegas junto a Carlos Vilaró Nadal en los que se acercan a la comunidad LGTBI. A diferencia de los cortos anteriores, En el mismo equipo y Santa, que narran temáticas gay y lésbica respectivamente, Totitita se consolida como el siguiente paso a desarrollar: la historia de una transexual.

¿Cómo nace la historia de Totitita?

Totitita fue el único corto que en realidad surge como una especie de continuidad. En un encuentro que “Charly” había tenido con Guido Guerrero (el protagonista del Totitita) quien acababa de ver los dos cortos anteriores, Guido le dijo que le habían encantado, y que si alguna vez hacíamos una tercera parte con la temática trans, él lo quería protagonizar. Charly me cuenta eso y esa misma noche yo me siento a escribir Totitita; y esa misma noche lo termino. Una noche en vela lo escribo a Totitita con Guido Guerrero en mente.

¿Cómo fue que decidiste abordar en los cortos la temática de género y de identidad sexual?

Ha sido involuntario el hecho de hacer una trilogía, eso nunca ha sido pensado jamás. La idea era hacer con En el mismo equipo, un corto que toque esa temática. Jamás se había hecho algo así acá en Tucumán, al menos no a ese nivel, quizás si desde lugares muy poco jugados. Nosotros no queríamos algo que sea ambiguo. Pensando en un lugar como Tucumán, con lo conservador que es, con lo tradicionalista que es y más en un ámbito como lo es el deporte y más aún como lo es el rugby; me preguntaba que pasaba si alguno de los jugadores era gay. Hacer un cortometraje sobre una persona en la que la discriminación pasa solo en su cabeza porque En el mismo equipo tiene la particularidad de que la discriminación no pasa por terceros, toda la presión viene de él mismo, en su cabeza.

En Santa, el planteo es más sobre una presión que viene desde afuera, de instituciones como la iglesia, los padres, los compañeros del colegio. Ella, la protagonista, está realmente asumida y acepta lo que es, pero las presiones de afuera son las que la alteran y la terminan de hundir.

La historia de Totitita está muy basada en la experiencia de una persona que a partir de su amor por otro hombre heterosexual de alguna forma fantaseo o jugó con la idea de ser mujer. Tiene mucho que ver con eso. Dentro del colectivo LGTBI, la comunidad trans es el sector más combativo, y es un sector que esta negado, el que más dificultades tiene. En ese sentido, para mí es muy complicado hablar de una realidad trans porque es tan amplia y tiene tantas cosas. La comunidad trans ha sido siempre la vilipendiada de todas las comunidades que conforman al espectro LGTBI. Hay tantos aspectos de la vida trans que nosotros hemos podido tocar solo uno.

Totitita es un musical, y que quizás no tiene ese componente tan dramático como lo tenían En el mismo equipo y Santa. Es mucho más colorido y muy distinto. Lo he visto más como una celebración a la cuestión trans que como un enfrentamiento a la problemática.

Hablar sobre el tema. ¿Este tipo de creaciones en el ámbito de la cultura funcionan como elementos que ponen en discusión estas cuestiones quizás invisibilizadas?

Definitivamente, la idea es poner a la comunidad LGTBI en boca de todos, que se hable al respecto, que no sea un tema negado, que tenga visibilidad. Un tema el cual van 500 personas a ver al cine. Esa es la intención con los tres cortometrajes. No es un invento de la televisión, es una realidad, la realidad que viven muchas personas. Existe y existe acá en Tucumán, y somos cualquier cantidad de personas.

Desde tu experiencia ¿Cómo ves la producción cinematográfica acá en Tucumán?

Siempre ha sido una producción independiente. Yo creo que la producción de cine acá en Tucumán es muy posible y nosotros somos una prueba fehaciente de eso. Nosotros hemos tenido un presupuesto muy grande para hacer una producción absolutamente independiente y ha sido gracias al apoyo de la gente. Hemos lanzado antes de que comience el rodaje un llamado para quien se quiera prender pueda aportar con dinero a la producción de Totitita, en forma de productor asociado. Se ha sumado tal cantidad de gente que nosotros nunca nos hubiésemos imaginado. Es rebuscarse, ver la manera, no es fácil, uno se apoya muchísimo en la buena onda de la gente. Estas son creaciones colectivas, no es mi proyecto, no es el proyecto de una persona, sino es el proyecto de todas y de cada una de las personas que hemos estado involucradas. Varios artistas, gente que se une con un objetivo en común, y para mí eso es muy importante. En Tucumán hay tanta pila para hacer cosas y también hay muchas ganas de consumir producciones tucumanas. El hecho de que a nosotros se nos hayan agotado las entradas para una sala de 500 personas una semana y media antes de la función es la prueba de eso. Eso es lo que más me emociona porque la gente tiene ganas de verlo. Y finalmente no queda en la nada. En ese sentido, yo feliz.

¿Con los otros cortos también fue así?

No, los otros cortos fueron más autofinanciados, si ha sido la misma forma de manejarme en el sentido de formar un equipo, no gente que trabaje para mí, sino gente que trabaje conmigo. La forma de financiarlo ha sido a través de entes oficiales, y rebuscándonos.

Totitita es mucho más exigente en términos de presupuesto por el hecho de que había que transformar a las personas. La peluca, las pestañas, el maquillaje te cuesta plata, la decoración. Son ambientes muy cargados, la dirección de arte es una de las piezas más fundamentales del corto audiovisual. Eso ha sido realmente costoso.

¿Cómo ha sido la relación con el equipo que has trabajado?

Fantástica. Todo el mundo ha mostrado un compromiso muy grande. Todos se han puesto como quien dice, la camiseta del equipo y han dado lo mejor de sí para llegar a un objetivo en común. Y ahora están todos re emocionados al igual que yo por verlo en una pantalla grande. Pero ha sido buenísimo la experiencia de trabajar con ellos, lo haría mil veces más.

¿Qué tenes pensado para Totitita después de la función?

Hacer un recorrido muchísimo más amplio que los otros dos, visitando festivales realmente importantes. A lugares dentro del país también, el año que viene vamos a empezar a full con la movida de festivales. La idea es hacerlo circular, que la gente lo vea, la mayor cantidad de gente posible. Quiero que ande por todos lados.

 

626934_20150214203726
 
 
Totitita
Dirección de Bonzo Villegas
Producción: 47 Planos y Rigby Zoo Producciones.
Elenco: Guido Guerrero – Joel Alonso Q . Aida Navajas – Sabrina Prieto – Bea Morán – Lis Guzmán
Dirección de Fotografía: Adrián Di Toro
Dirección de Arte: Juan Aguilar
Sonido: Mariano Santillán
Música Original: Pablo Terraf y Gabriel Rodriguez.

 

 

 

 

 

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page