sipeganboys-atlas01

“Rock en estado puro, una vuelta a los riff ruteros con mucha distorsión”. Así, en pocas palabras, se presentan los Sipeganboys. Esa descripción se ajusta a la perfección a “Atlas”, su primer disco de estudio presentado a través de las redes sociales el pasado 31 de agosto y en vivo el 10 de septiembre: 7 temas y poco más de 33’ de puro rock con ácidos riffs y la batería al palo, con letras desafiantes y con la noche como protagonista casi exclusivo.

“No voy a las fiestas frívolas de esos gusanos nazis sin alma, que nunca se emborrachan. Soy mucho más”, dice el tajante estribillo de “Octava Canción”, el tema que nos abre las puertas de “Atlas”: las guitarras se hacen sentir, los Sipeganboys muestran de qué están hechos y el tema cierra con un gran riff que nos obliga a querer escuchar más.

 

IMG_8956

 

“Carolina” fue el primer tema del disco que presentaron, y sin dudas el más hitero de todos. La banda muestra su costado más pop, con melodías armoniosas y un estribillo pegadizo que queda sonando en la cabeza y pide sonar en la radio a gritos.

“…Esta es la historia de un hombre que carga un puñado de billetes sucios y el puño limpio, listo para asestar el golpe. Durante su andar errante es el mismo hombre que se cruzará con diablos y bandidos, todos dispuestos a tocar las puertas de las casas vacías. Antes del amanecer, sonarán los cascabeles, un pasaje bíblico y los vidrios rotos de un bar…”, reza el texto de Alfredo Aráoz que acompañó la presentación de “Atlas” en las redes sociales. “Esta es la historia de Sipeganboys. Un golpe seco a la mandíbula de la tierra. Escuchen el eco. Retumba”, afirma, buscando definir a la indefinible banda de rock.

 

IMG_8878 copia

 

Los Sipeganboys se presentan como una banda de chicos malos que vienen a caerte mal y ganar enemigos. “No vas a ir, hippie”, reza “Sé que no vas a ir”, mientras que el power en “Ruta”, incita a un pogo casi inevitable. En “Western de sábado por la noche” podemos imaginar a cowboys al galope, pistolas en mano, entrando en los bares con vehemencia mientas el disco cierra y las guitarras recuerdan a “Ciudad de pobres corazones”.

“Atlas” es fácil de escuchar, se disfruta de punta a punta: las letras son precisas y punzantes, a veces hasta coquetean con el indie en ese sentido. Sipeganboys es una banda difícil de encasillar. “Soy el diablo que toca en una banda de rock”, sostienen en “Sonrisa y víbora”. Puede que haya algo de The Vines en sus riffs y en la intensidad con la que salen a escena. Sus guitarras suenan fuerte y sus letras hablan de la noche, de mujeres, de comprar cocaína…tomalos o dejalos, llegaron para quedarse.

 

Sipeganboys son:
Nicolas Neme: Voces y Guitarras
Miguel Zoireff: Coros y Guitarras
Walter Soria: Bateria
Músicos invitados:
Ramiro “Teddy” Larreina: Bajos

Escuchá el disco completo acá:

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page