“Don’t fuck with Peaky Blinders”

 

Recomendación de serie. // Por Tatiana Luján Valdez.
 
 
 

“No jodas con los Peaky Blinders” es un diálogo de una escena fundamental en el final de la segunda temporada de la serie Peaky Blinders. Lo dice “Tia Poly”, la matriarca de la familia protagonista de esta ficción, y después de esa frase uno como espectador entiende dos cosas: primero, que efectivamente con los Blinders no se jode; y segundo, que después de una escena como esa uno se puede enamorar para siempre de la actuación de Hellen McCory.

 

Peaky Blinders 2x06 Polly dispara a Campbell

 

Hacía tiempo que no me enganchaba con una serie en Netflix. Si bien esta obra es originalmente emitida por la BBC, es un gran acierto tenerla en su menú. Peaky Blinders es un drama histórico británico, creación inteligente de Steven Knight, que narra la historia de una familia de mafiosos intentando posicionarse en la ciudad de Birmingham, Reino Unido. Ambientada en 1920 esta serie nos cuenta sobre la violencia que ejercen los Shelby, familia conocida como los Peaky Blinders, en la lucha por obtener el poder económico del lugar; a su vez nos muestra una realidad de posguerra y los efectos en quienes fueron a pelear en la primera guerra mundial.

Estos elementos parecieran ser a priori una receta para el éxito, sin embargo la primer temporada se presenta un poco débil. El problema aquí radica en que el argumento no es demasiado convincente: a veces peca de predecible, e incluso se incorporan conflictos que se resuelven rápidamente y que no cambian en nada el curso de la acción. Pero eso no sería una novedad en muchas de las producciones de series en general, ya sean de Netflix u otras productoras, que han hecho de las series el fast food de la producción audiovisual. Sin embargo, los acostumbrados a ver y disfrutar de estos formatos sabemos que para hacer eso hay que aprender a tener paciencia, haciendo honor al dicho de que “lo bueno se hace esperar”. Ya en las temporadas siguientes esto cambia, y la serie logra una solidez tal que te mantiene siempre a la expectativa.

 

Peaky-Blinders-Wallpapers-019

 

Peaky Blinders también, a diferencia de otras, marca una diferencia: te envuelve con las actuaciones sublimes de todo el elenco, que es una constante de principio a fin. Se destacan principalmente las de Cilian Murphy (como el personaje principal, Tomas Shelby) y Helen McCory (tía Polly), muy bien acompañados por Sam Neil (Inspector Campbell). En una serie donde reinan los hombres, McCory sobresale con una actuación inigualable, dándole la pelea al mundo masculino y llevando la posta siempre, tal y como lo hace su personaje en la ficción. Respecto a Muphy, si uno no lo había visto actuar antes, queda deslumbrado; pero si ya lo venía siguiendo, definitivamente en Peaky Blinders uno se termina de enamorar.

La ambientación, la fotografía y la música son también las destacadas de esta serie. La banda sonora está compuesta por grandes temas como “I want some more” de Dan Auerbach, “R U mine” de Artick Monkys, “You and whose army” de Radiohead, entre otros. Esta apuesta desde lo musical le da un tono muy contemporáneo a la obra, lo cual es curioso y sumamente atractivo en una serie ambientada en los años 20. Todos esos elementos se presentan conjugándose de una manera tan prolija que hacen que uno se sumerja en esa época para disfrutar de las tremendas actuaciones, pero sin dejar de remitirse a la actualidad. Sí podemos hablar del gran acierto de Peaky Binders, es que si bien nos cuenta una historia que pareciera haber sucedido en el pasado, no deja de hablar de temas actuales: la violencia, las luchas de poder, el abuso de la autoridad, el instinto de supervivencia al sistema de las clases marginales, los negocios ilegales, la policía prendida con la mafia, la puja de las mujeres por independizarse de los hombres y lograr un lugar en el mundo.

 

MV5BYmVmYWY5NTMtOThjNC00MzExLWIwMGYtNzBlNGRhMjFjNzAyXkEyXkFqcGdeQXVyMjYyODQ0OTQ@._V1_

 

 

Un cóctel que acompañados, como dije anteriormente, por actuaciones magistrales, una excelente fotografía, una perfecta ambientación, y el plus de la banda sonora, hacen de esta serie un título digno de estar entre tus preferidas.

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page