Cinco (5) cortometrajes tucumanos que deberías ver

 

 A raíz de el surgimiento de la Escuela Universitaria de Cine, Video y TV de la UNT hace ya más de una década, la provincia ha empezado a generar contenidos interesantes en cuanto a lo cinematográfico. Por supuesto, el ámbito académico siempre se queda chico, y los jóvenes realizadores que de allí provienen deciden producir sus propios contenidos de manera independiente. ¿Sabías que algunos de ellos fueron reconocidos en importantes festivales internacionales? Acá te dejamos un repaso por cinco cortometrajes tucumanos que deberías ver si te interesa el cine en la provincia.

 

maxresdefault

TERROR. El cine tucumano ha dado cortometrajes variados y de calidad, en los últimos años.

 

FM – BONZO VILLEGAS (2012).

 

Bonzo ha demostrado a lo largo de estos años ser un tipo que se mueve para realizar sus proyectos. Te podrá gustar o no, pero desde COLIRIO respaldamos e incentivamos a esos que se la juegan por contar historias desde la provincia. El debut de este joven director fue allá por el año 2012, con una propuesta de terror (género del que es fanático confeso), antes de EN EL MISMO EQUIPO (2013) y el reciente TOTITITA (2015), sus últimos cortometrajes (que tocan historias de cine queer o cine del movimiento LGTB). Acá te dejamos el corto, y la entrevista que le hicimos desde este medio a raíz del lanzamiento de su último corto el año pasado.

 

 

ELVIRA EN EL RÍO LORO – JOSÉ VILLAFAÑE (2008)

 

José Villafañe es uno de los realizadores que salió de la Escuela de Cine pero siguió produciendo sus proyectos, sobre todo, documentales. Rescatamos este cortometraje que realizó durante su época de estudiante; nos parece una joya indispensable para entender que en Tucumán se hace un cine no-tan-comercial e inmensamente creativo. Utiliza la técnica Found Footage o archivo encontrado que, en palabras del realizador, “consiste en hacer una película con material filmado por otra persona, material que al ponerlo en este nuevo contexto, cambia su significado narrativo”. El corto fue seleccionado en el 4º Talent Campus Buenos Aires (dentro del marco del XI Bafici),  y ganó menciones en el  IX Certamen Internacional Videominuto 2009 de Zaragoza y en Filminute: The International One-Minute Film Festival, entre otros. Fue realizado en colaboración con María Belén Aguirre.-

 

SANTA – CARLOS VILARÓ NADAL (2014)

Uno de los trabajos que también recorrió el mundo por un circuito de festivales importantes. Carlos Vilaró Nadal se encarga de imprimir una estética muy cuidada a cada una de las imágenes de este cortometraje que trata un tema muy delicado: el lesbianismo en los circuitos más conservadores de la provincia. Un drama de esos que no te dejan indiferente.

 

 

EN EL MISMO EQUIPO – BONZO VILLEGAS (2014)

 

Volvemos a Bonzo, esta vez, con su segundo cortometraje. Cambió absolutamente de género y se volcó de lleno a hacer uno de los dos cortos que aportaría a la TRILOGÍA integrada, además de este y SANTA (de su amigo Nadal), por la reciente TOTITITA. La historia habla de la homosexualidad en uno de los contextos más conservadores de la provincia: el rugby. A darle play.

 

 

RAPHAEL CUMMINGS – LUCÍA PALENZUELA Y MAYLIS MERCAT (2013)

 

Este corto no es tucumano. Pero vale, porque está realizado por una tucumana. Antes de viajar por el mundo en bicicleta junto con su pareja, Maylis Mercat, con un proyecto muy interesante de cine ambulante (Cinergie), Lucía cursó algunas clases en la Escuela de Cine. Una de sus producciones fue este documental de personaje, filmado en el norte argentino, y en el que Rafael nos muestra cómo plantar quinoa usando la tecnología de la Bicicleta. No podía faltar en nuestra lista.

 

 

Seguro nos quedamos chicos con la lista…

¿Qué otro corto agregarías?

 

Por Franco Cuozzo

 

 

 

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page