978-987-1180-87-5p   La novela de Pinedo no tiene un lugar claro. Nunca explicita donde están los personajes, excepto por vagas referencias geográficas, y por descripciones mínimas de los ambientes. Lo que hay que saber es que en este mundo siempre llueve. El barro es lo más peligroso, y nada que entre en contacto, puede ser vuelto a tocar. Tampoco las personas. Y es por esta lluvia que las personas se mueven. Los grupos deambulan por el mundo, buscando lugares en los que cazar, lugares habitables –ninguno lo es demasiado- donde dormir, donde asentarse. La historia gira en torno al personaje Plop, que es el sonido que se hace al golpear el barro. No estaría para nada exagerado decir que la novela de Pinedo sangra. Además de la lluvia y el barro, la sangre es el elemento que más aparece en esta novela. La sangre está en los partos que son peores que las enfermedades, en la ejecución de los enemigos, en la ejecución de los propios que no siguen las normas, en las iniciaciones sexuales, o en los forzamientos sexuales. Plop es un baño con el agua tóxica que cae del cielo –que es la única que se puede beber-, un baño de sangre entre las lanzas de todos los que rodean al grupo que el lector sigue, y un baño de mugre. Plop nos habla de un primitivismo que no necesita de chozas para aparecer. La brutalidad de Pinedo puede espantar, pero algunas de las reglas tienen lógicas tan parecidas a ciertos códigos civiles, protocolos de seguridad y regímenes totalitarios, que el lector no puede abandonar esta carnicería sin resentirse de sí mismo por escapar a las advertencias de la literatura. Más allá de lo cruento, leer Plop! Es fácil. Está estructurada en capítulos cortos (casi diría que independientes) nombrados, que destacan algún aspecto o anécdota de la vida en este infierno. Y en ésta frenética violencia uno llega a sentir algo por los personajes. No que se pueda querer a estos seres. La mayoría son detestables, pero por alguna razón no se sienten deseos de muerte. Plop es una gran novela. De esas joyas que produce la literatura argentina y que por una cuestión u otra quedan en un segundo plano. Está publicada por Interzona (en la colección “Linea C”) y es altamente recomendable.

Julián Miana

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page