Entender que la fotografía va más allá de las técnicas, los procesos químicos y la edición digital, sino que también pretende narrar historias, personas, situaciones cotidianas y formas de sentir, es algo que Melisa Petroff sabe muy bien. Fotógrafa tucumana que no se conforma con hacer del registro fotográfico una mera captura, lejos de eso, en sus imágenes reside un proceso de creación artística que necesariamente implica un encuentro con el otro.

Egresada de la Facultad de Filosofía y Letras donde obtuvo su título de Técnica en Ciencias de la Comunicación, “Mels” siguió haciendo caminos en la Facultad de Artes de la UNT, para finalmente recibirse de Técnica en Fotografía. Luego continuó formándose en el ámbito de las Artes Visuales y participó de diversas exposiciones tanto en Tucumán como en otras provincias.

En esta ocasión, Mels inaugura un nuevo proyecto fotográfico titulado CUERPAS, en el que presenta un abordaje sobre la diversidad de los cuerpos. La mirada de Mels expresa la importancia de acercarnos a esos cuerpos no reproducidos hegemónicamente. Aquellos cuerpos invisibilizados que se encuentran fuera de la norma establecida. Cuerpos y cuerpas diferentes.

Ansiosa y cargada de actividades para la presentación, Mels nos regala un poco de su tiempo para hablarnos de su trabajo como fotógrafa.

david

Colirio Pa Que Vean: ¿Cuándo diste tus primeros pasos?

Mels Petroff: Empecé a sacar fotos en el año 2009, en un taller con una fotógrafa que se llama Ada Porcel. Ella fue quien me hizo ver la fotografía como una forma de expresión, de pensarla como una narrativa.

CPQV: ¿Qué significa para vos la fotografía?

MP: Es como una extensión mía, me sirve para expresarme. Lo veo como una poesía. Desde siempre tengo una locura con la imagen. Para mí, es algo muy necesario en mi vida. En este último tiempo me fui planteando formas disruptivas de ver la fotografía, de concebirla y de explorar sus límites. Todo esto a través de lo que vengo trabajando estos últimos tres años que es el arte contemporáneo.

A través de la fotografía me interesa contar historias de personas como yo. Personas que por ahí tienen algo para decir, y no tienen la voz para hacerlo. Parte de hacer este trabajo también es porque siento que esta bueno poder hablar de distintas sexualidades y de estas cuerpas que necesitan tener su lugar, ser escuchadas y ser observadas por personas que no están tan familiarizadas con este contexto y con estas historias de vida.

Siento que gran parte de mi trabajo es documental. Me gusta tener roce con las personas que estoy trabajando. Me gusta ese trabajo de campo de conocer otras personas y también ese choque de poder retratar a personas que no conozco pero al mismo tiempo hacerlo con toda la dignidad que esas personas se merecen. Me parece que la fotografía está buenísimo para conocer un poco a los demás e intento representar eso en lo que yo hago.

CPQV: ¿Cuáles son las imágenes que disfrutas ver?

MP: Me gustan los trabajos que salen de lugares genuinos. Para mí, esos son los trabajos que me llegan o que me despiertan algún tipo de curiosidad. Trabajos fotográficos en los cuales salgo con más preguntas que respuestas, en los cuales me puedo replantear cosas.

Está buenísimo poder salirse de lo académico en la fotografía y a partir de eso, proponer otras narrativas también. Mi trabajo rompe con las reglas de cómo debería ser. Hay blanco y negro y color. No hay comienzo ni final, sino que busco contar algo a través del cuerpo y del gesto.

CPQV: Contame un poco de Cuerpas ¿Cómo fue que te encontraste haciendo este proyecto fotográfico?

MP: Este trabajo fotográfico comenzó en el año 2013, haciendo el taller de proyecto fotográfico con Gabriel Varsanyi y Pablo Masino. Se me planteo trabajar con una inquietud que era conocer un poco más historias de vida del colectivo LGTBI. Quería que las personas que desconocen la realidad LGTBI de alguna forma se sientan interpeladas por estas realidades.

Se me ocurrió que los participantes del proyecto me escriban cartas en las que yo les preguntaba que sienten cuando se montan. Eso generó que me escriban de distintas formas, historias diferentes y me parecía muy rico poder compartir esto. Empezó por ahí y terminó derivando en la forma que actualmente tiene el proyecto, que es problematizar este binarismo de género que ya está establecido por la sociedad, que ronda entre hombre o mujer. Me interesaba explorar los límites, lo que se encuentra en los espacios intermedios. Así como de la nada fue surgiendo, fui sacando fotos, videos, audios. Y después de cuatro años me encuentro haciendo esta muestra que es un poco la forma de resumir el trabajo de todos estos años.

Carta Fran

Necesitaba hacer este trabajo, que habla de mí y de otras personas al mismo tiempo. De poder contarles a otras personas que es esta todo bien con que tu sexualidad sea distinta o diferente. Que te quieras expresar como quieras con tu cuerpo. Me parecía importante subrayar eso a través de mis fotografías.

CPQV: ¿Cómo fue ese proceso?

MP: Fue un proceso bastante largo, bastante duro. Hubo momentos donde no saque fotos; no todas las personas que están en el trabajo han querido ser retratadas actualmente y me parece que también tiene que ver con el proceso de cada uno que es algo que va cambiando constantemente. Todo lo que sentís en relación a tu cuerpo y a tu género.

CPQV: ¿Qué hay detrás de esas imágenes?

MP: Detrás de esas imágenes siento que hay mucho cariño, mucho amor. Yo quería tener una mirada muy honesta y muy genuina con mis amigxs y con personas que fui conociendo en este proyecto. Poder retratar desde un lugar que es totalmente desprejuiciado y que no tiene ningún estigma. Había visto en trabajos anteriores sobre el tema y veía que cargaban un estigma muy grande sobre ser trans o tener una sexualidad diversa.

CPQV: ¿Qué pensás de la fotografía tucumana y de la emergencia de nuevos fotógrafos?

MP: Creo que la fotografía tucumana es muy rica. Hay personas a las cuales admiro mucho y de quienes aprendo diariamente. Me parece que está bueno apoyarnos entre nosotros. Es genial que aparezcan nuevos fotografxs, que trabajen y busquen que quieren decir con sus imágenes. Yo creo que con los años fui encontrando lo que para mí era la fotografía y lo que yo quería transmitir con ella. Creo que es un proceso de cada uno. Tucumán tiene muchísimos y excelentes artistas a los cuales hay que tenerlos más en cuenta. No siempre se cuenta con un lugar institucional para mostrar el laburo y uno tiene que tiene que buscarse el espacio.  Se acuden a espacios alternativos para mostrar los trabajos propios y de esa forma, ir buscando la manera de expresarse artísticamente.

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrPrint this page