Teatro y virtualidad en cuarentena

Perfodemias, la propuesta de Manojo de Calles para intervenir las redes sociales con performance y actuación.

Por Tatiana Luján Valdez

Mas de 80 días han pasado desde que iniciamos la cuarentena a causa de esta pandemia mundial que estamos viviendo actualmente. Desde entonces se han cancelado funciones de teatros, ensayos, festivales y todo tipo de encuentros artísticos. Les teatreres empezamos a causa de esto un largo camino de incertidumbre por nuestra profesión, ya que no sabemos cuando podremos volver a encontrarnos cara a cara con les espectadores, ni en qué condiciones. Pero además nos vimos obligades a parar la pelota.

“Al principio todo parecía de ciencia ficción, un suceso que solo conocías por películas o por la historia. (...) aquellos ensayos, el armado del escenario (teatro callejero) la comunicación directa con el público no se pudieron seguir sosteniendo, quedaron suspendidos. Sin embargo algo que se venía gestando con algunxs compañerxs empezó a cobrar fuerza, la continua investigación escénica se hizo más potente. Y se volvió necesaria desde un lugar más social, ¿De qué forma vincularnos con nuestro contexto más inmediato? Y sobretodo ¿Qué y cómo lo interpelamos?” se pregunta Vanina Carrasco, una de las integrantes de Perfodemias.

En un intento por responder a estas preguntas, el histórico grupo tucumano Manojo de Calles, ha lanzado esta propuesta llamada Perfodemias, una obra / acción colectiva en formato digital que nace de la pulsión por actuar y juntarse a ensayar a distancia en este contexto particular.

“Empezamos a producir cada uno desde su casa a partir de la idea de un laboratorio de actuación “colectivo” en aislamiento, esta idea aparentemente contradictoria pero también alentada por dos conceptos filosóficos que siempre Manojo de Calles ha sostenido desde su ética y sus relaciones de producción: el concepto de epimeleia (untarse el cuerpo con miel los unos a los otros) que Foulcault propone como ética personal y social y el concepto de idiorritmia (cada uno a su tiempo pero por el bien común) que Barthes desarrolla en su libro “Cómo vivir juntos”. AsÍ vivenciamos este proceso como un poder crear juntes a pesar de la distancia. Lo que se comparte es el tiempo y no el espacio, esta nueva categoría de espacialidad virtual nos pone en el reto de no volver superficiales nuestras relaciones humanas, no buscamos la instantaneidad ni impronta del vivo, aunque también lo probaremos en una etapa del proyecto, pero nos interesa más la cocina, la investigación sobre esta nueva búsqueda de la actuación”, nos cuenta el grupo desde sus redes sociales.



El proyecto hasta ahora lleva registrados varias perfodemias con artistas de Jujuy, Buenos Aires, Tucumán e invitades de Catamarca y Corrientes.

Alejandra Monteros, una de las actrices que conforman el proyecto, lo pone en valor y nos cuenta que se ha sumado a ésto porque para ella “es un modo de afirmar que el teatro no puede morir mientras la humanidad exista. Y hablo de la humanidad y no del hombre, porque vincularme al teatro ha sido la forma que he encontrado junto a otres de salvar mi humanidad, mi ser social , preservando mi individualidad y la de los otres , enriqueciéndome lícitamente de esas individualidades múltiples. Porque la escenificación es para mi un modo de estudiar y entender la realidad, porque la verdad de la ficción devela lo real de esta, tanto como la ficcionalización de la realidad”.

Repensar el teatro es la premisa, y quizás la obligación, pero este proyecto se encuentra además movilizado por el deseo. A principio de año Manojo de Calles tuvo que abandonar el espacio que construyeron por años en la Mendoza al 2000, lo que significó un gran golpe a su historia. Se despidieron de Fuera de Foco con celebraciones y homenajes, con toda la alegría que la sala gestó durante muchísimo tiempo, pero también con tristeza. Con mucha tristeza y angustia, lo expresaron Verónica y Sandra Pérez Luna, directora y actriz respectivamente, fundadoras del grupo teatral. Enfrentarse a este duelo fue difícil, y también incómodo. Sin espacio físico conocido, y posteriormente sin la posibilidad del encuentro con otres por la cuarentena, la necesidad de reencontrarse con el deseo que se gesta en el ensayo y la creatividad escénica era mas que necesaria. Así el impulso por actuar y crear empezó a tomarlas con la fuerza característica del grupo, y ese deseo producto del contagio que circula entre les Manojos. Luego ese deseo se hizo extensivo a  compañeres de otras provincias, y así se fue gestando esta red federal de performance virtual.

Foto de Fulvio Rivero en la despedida de Fuera de Foco


Perfodemias es entonces una forma de intervenir las redes sociales, pero ante todo un espacio de encuentro e investigación, en un intento de repensar las prácticas escénicas actuales. ¿Cómo nos atraviesa como artistas escénicxs el aislamiento, la imposibilidad concreta de encontrarnxs con une otre a compartir el acto poético de la escena? ¿Nos encontramos ante la muerte del teatro como lo conocíamos hasta hoy? ¿Cuáles serían las nuevas posibles formas de habitar y hacer artes escénicas a partir de ahora? Manojo se arriesga a hacer algunas primeras reflexiones en el primer manifiesto de Perfodemias:

El teatro no tiene límites más que los económicos impuestos por el sistema capitalista.
El impuesto a las grandes riquezas debería ser universal y de tal envergadura que nadie tuviera más de lo que necesita para desarrollar todas sus capacidades.
Si la tecnología avanza que solo sea para estar al alcance de todos los que de ella hagan un uso creativo y responsable.
Que todo aquel que quiera hacer arte lo pueda hacer.
Que los centros comerciales de todo el mundo se conviertan en teatros al aire libre donde artistas y público intercambien sueños, poesías, frutas, vinos y todos los manjares que salen de la tierra cuando son nuestras propias manos las que los siembran y cosechan...




Forman parte de Perfodemias les performers:  Sandra Pérez Luna/César Romero/Liliana Ale/ Iván Santos Vega / Celeste Lafuente/ Vanina Carrasco/ Karina Toloza/ Tita Montolfo / Maria Alejandra Monteros / Maria Elena González /Jorge Pedraza/Virginia Augur/Verónica Pérez Luna; Diseño gráfico: Pablo Correa Senestrari