Proponen declarar la Emergencia Cultural en Tucumán por 180 días

El legislador macrista José Canelada busca generar mecanismos de asistencia para los artistas y personal vinculado a las industrias culturales sin relación de dependencia con organismos estatales.

Foto: La Gaceta

El legislador de Vamos Tucumán José María Canelada impulsa en el parlamento tucumano un proyecto de ley para declarar la Emergencia Cultural por 180 días en nuestra provincia. A nivel nacional se debate en el Congreso un proyecto de Emergencia Cultural.

La iniciativa busca atender "la situación socioeconómica de las personas laboralmente vinculadas a la industria y al quehacer cultural sin relación de dependencia con organismos estatales".

Además plantea entre sus objetivos "el sostenimiento de los espacios culturales independencias" y el "fomento y promoción de las prácticas colectivas, colaborativas y solidarias dentro del sector cultural".

El proyecto de Canelada busca crear en el ámbito del Ente Cultural de Tucumán un "Registro de Trabajadores de la Cultura y de los Espacios Culturales independientes en emergencia" y que contemplaría a los artistas de todos los rubros, técnicos vinculados a producciones independientes, formadores independientes y todo el personal de los espacios culturales tucumanos.

Para atender su situación se plantea la creación del "fondo para la protección de los espacios culturales" valiéndose de los presupuestos no ejecutados del Ente Cultural de Tucumán y el Ente Teatro Mercedes Sosa, donaciones públicas y privadas y redistribución de partidas que establezca el Poder Ejecutivo.

Entre los beneficios que se busca otorgar a los artistas y trabajadores de la cultura se destacan el tratamiento urgente de protocolos para realización de obras artísticas de todo tipo; adhesión al régimen de tarifa social de servicios públicos de energía, agua y cloacas; derecho a grabación una vez al mes de un espectáculo vía streaming en una plataforma provincial; derecho a actuar en teatros y salas de gestión pública sin obligación de pago de contraprestación a cargo del artista.

También se prevé la creación de la Renta Mínima Mensual Cultural equivalente a un tercio del salario mínimo vital y móvil para quienes no registren ingresos formales en relación de dependencia y hayan sido excluidos de las políticas sociales del estado provincial y nacional, además de un módulo alimentario de emergencia para paliar el impacto de la crisis económica que sí alcanzaría a beneficiarios del IFE.

A los Espacios Culturales Independientes que demuestren necesidad de cumplir obligaciones en concepto de pago de alquiler del inmueble, se les aportaría el 50% del canon mensual; tarifa especial de servicios públicos; suspensión hasta fin de año del cobro de ingresos brutos y otros impuestos nacionales y provinciales; planes de regularización de obligaciones tributarias.

Al Ente Cultural le correspondería poner a disposición una plataforma de streaming para la transmisión de espectáculos locales e impulsar programas de estímulo a los artistas entre otras aristas.

Para finalizar, se establece la creación de una comisión de seguimiento de la Emergencia Cultural para evaluar su implementación y se plantea invitar a los municipios a adecuar sus normativas para suspender el cobro de tasas municipales a los espacios culturales independientes.

El proyecto completo: