Pangea: Otro espacio cultural golpeado por la crisis económica.

La Cooperativa de Trabajo Pangea anunció la semana pasada a través de un comunicado en sus redes la crítica situación en la que se encuentra el bar cultural. El mismo enfrenta las consecuencias de las políticas de ajuste con la terrible amenaza de tener que cerrar sus puertas.


Uno de los pocos bares culturales sobrevivientes de la ola de franquicias que coloniza la ciudad capital tucumana está en peligro. Se trata de Pangea Bar Cultural, que con más de 13 años de trayectoria en el trabajo autogestivo, hoy se encuentra golpeado por la difícil situación socio-económica y política que vivimos tanto a nivel nacional como provincial. Ya en Diciembre del año pasado denunciamos las dificultades económicas que veníamos sorteando a puro esfuerzo, voluntad y convicción de cada une de les integrantes de nuestro colectivo. Dicha situación no ha mejorado, por el contrario, encrudeció. Las ganancias del bar no pueden garantizar el pago a nuestres trabajadores, quienes venimos sosteniendo ya por cuarto mes consecutivo un retiro muy por debajo del salario mínimo, vital y móvil; y a partir de este mes el bar tampoco puede sostener sus gastos básicos, como pagos de alquiler, servicios y préstamos adquiridos.”, expresa el colectivo. 

Es debido a esto, y a que las cooperativas son las más afectadas en este contexto de crisis y ajuste, que Pangea en conjunto con otras cooperativas como El Hormiguero FOL y Oficios Tucumán, se organizaron para hacer un reclamo colectivo. "En un contexto en el que la suba de los impuestos y servicios, la baja del consumo y la especulación económica, van en detrimento del desarrollo y crecimiento de proyectos cooperativistas, afectando su competitividad en el mercado que impone lógicas patronales; enfrentamos una crisis de desabastecimiento, endeudamiento, paralización de la actividad productiva y la pérdida del sostén económico de sus integrantes. La sumatoria de estos factores finalmente anula toda posibilidad de continuidad, provocando la pérdida de más fuentes de trabajo. Actualmente unas 45 familias integramos las tres cooperativas y estamos cobrando salarios por debajo de la línea de pobreza." indica el comunicado que lanzaron por redes, en el que además piden al Gobierno provincial la implementación de un Plan de Emergencia para la Protección del Trabajo Autogestivo, en el que solicitan subsidios para alquiler de los espacios en donde funcionan las cooperativas, servicios básicos, equipamiento, reacondicionamiento edilicio, entre otras cosas (https://cutt.ly/dtWi2b link del comunicado completo).


Los espacios culturales autogestionados tienen infinitas dificultades para acceder a subsidios que contrarresten los gastos destinados en alquileres, servicios básicos o equipamientos. En el último tiempo, hemos vivido en la provincia el cierre de Charco Espacio Experimental, que también funcionaba como cooperativa; que representaba para les artistes y su público, un lugar que promulgaba la formación y producción en arte; y que no pudo sobrevivir ante la crisis por la falta de políticas públicas por parte del Estado. Y esto solo por nombrar uno de los espacios que reman a contracorriente en las lógicas del sistema capitalista. Otro reciente caso es el de la sala teatral La Gloriosa, que también anunció su cierre, debido a trabas burocráticas por parte del Instituto Nacional del Teatro, organismo que debiera garantizar su continuidad, y tal como denunciaron desde La Gloriosa, no lo hace.

La crisis se agudiza, los espacios culturales se enfrentan a situaciones maratónicas para sobrevivir, y las políticas de estado tanto provinciales como nacionales se muestran cada vez más ausentes, en un plan de vaciamiento de la cultura que vino a arrasar con todo. Sin embargo tanto artistas como trabajadores de los espacios culturales salen a poner el cuerpo y proponer acciones de solidaridad.


Por estos moivos, desde Pangea proponen la realización de un Festival Artístico - Cultural, y Ollazo Popular, “un evento destinado a visibilizar la situación de les Trabajadorxs Autogestionades y a denunciar la Crisis Social y Económica en curso, que nos empuja en forma creciente al hambre, miseria y desocupación”, informan. Para eso realizaron una convocatoria abierta, invitando a artistas, artesanos, y público en general, a colaborar con esa acción, que busca impedir el cierre de un espacio que es casa de arte, cultura, y organización social y colectiva de muches que luchan día a día por la convicción de vivir en una sociedad humanamente más justa. 

Si querés ayudar podes leer la convocatoria completa aquí (https://cutt.ly/itWouf). El apoyo de los espacios culturales en general, y los autogestivos en particular, es hoy más que nunca necesario.


Por Gastón Guirao
Fotos cortesía de Pangea Bar Cultural