El Estúpido Martes Sangriento presentó su primer disco, "Maldito Show"

Un disco diferente a los de su época. Una apuesta global que excede al apuro por el consumo rápido del momento, una invitación a hacer una pausa y sumergirse en un viaje sonoro de 51 minutos.

Después de un largo periodo en estudio ve la luz “Maldito Show”, el primer disco de El Estúpido Martes Sangriento. Desde 2016 que los tucumanos vienen trabajando en un disco que a lo largo de sus 14 canciones narre las historias de anti héroes y mártires.

“Apostamos a que esto sea un viaje: que haya un inicio y poder ir llevando las cosas de cierta forma”, afirma Bernardo Zelaya, baterista de la banda. Para lograr este objetivo volvieron a las bases de la música, pensado el albúm como una totalidad coherente y cohesiva desde su parte visual y sonora.

Las canciones de El Estúpido Martes funcionan como hipertextos que constantemente unen a personajes, momentos y películas. “Recuerdo cuando me dijiste: ¡Que se pudra Tucumán!”, canta un verso de James Dean, juntando al héroe adolescente norteamericano con la banda de pop experimental tucumana Los Chicles.

A lo largo de estos años las ideas fueron cambiando, entraron y salieron canciones. Tomaron la decisión de dejar de lado todo el material de su primer EP y ampliaron el número de canciones que incluía el disco originalmente. “Cuando empezamos a tocar las canciones viejas nos dimos con que no era el sonido que estábamos buscando, era difícil llevarlas a lo que estamos haciendo”, explica Gonzalo Brandan, el bajista.

Lanzar un disco de 14  canciones en una época que el consumo mayoritario se da por temas aislados es una apuesta fuerte. “Cuando arrancamos con el disco en ningún momento pensamos en los medios en los que se iba a escuchar el disco, nos interesaba la obra en sí para que se pueda escuchar un todo”, comenta Fleko Correa, guitarrista y productor musical del disco.

“Las audiencias son impredecibles, capaz que tiras esto y funciona pero lo que queremos hacer el algo que trascienda la escucha del momento”, reafirma el bajista. “Sabemos que estamos tirando un  montón de canciones cuando la gente te escucha 30 segundos, después si le gustó escuchan una canción y recién de ahí van a un disco o algo más grande”, adelanta.

El concepto del disco se terminó de cerrar cuando Billy Munster se sumó a trabajar con el arte de tapa. “Empezamos a trabajar con la idea del maldito show y el mártir con una mezcla entre el arte clásico y el pop de los 90”, explicó el artista. “Quisimos reírnos un poco de lo que le pasa al personaje, porque en las letras ellos hablan de situaciones dolorosas pero siempre con un tono de humor”.

Una vez que tuvieron la tapa resuelta se juntaron todos los músicos a escuchar el disco. “A pesar que al disco lo veníamos escuchando en la mezcla, hacerlo todo de una fue un momento muy fuerte”, sostiene Gonzalo.

Ahora que el disco esta subido en todas las plataformas digitales comienza una nueva etapa: salir a mostrarlo. “Queremos armar algo especial para el lanzamiento, hubo mucho trabajo en estudio y queremos que eso sea igual con lo que hagamos para adelante”, concluye el bajista.

La banda está formada por Ramiro Juares (voz y guitarra), Fleko Correa (2da voz y guitarra), Gonzalo Brandan (bajo y coros), Bernardo Zelaya (batería) y Matías Barro(teclados). El disco fue grabado en los estudios Qubiko por Alejandro Simonetti y Fleko Correa.

“Maldito Show” es un disco diferente a los de su época. Una apuesta global que excede al apuro por el consumo rápido del momento, una invitación a hacer una pausa y sumergirse en un viaje sonoro de 51 minutos.


Escuchá "Maldito Show":