La Papa, un mapa para recorrer la literatura tucumana

La revista digital propone recuperar el acervo literario de la provincia y la región.

Por Luciano Billone

¿Hay literatura tucumana? Para los que están un poco metidos en el mundo del arte nos resulta obvio que sí. Pero para un sector enorme de la población que su consumo literario se hace en grandes cadenas o por recomendaciones de medios nacionales no parece serlo. Ahí es donde nace la importancia de un medio como La Papa, una revista que busca recuperar la tradición literaria de la provincia.

El proyecto nace en 2019 de la mano de Pablo Donzelli, actual director, que empuja este proyecto junto al equipo editorial formado por Pablo Toblli, Valentina Pucci y Facundo Iñiguez. A ellos se suma un amplio abanico de colaboradores entre los que se encuentran Gabriel Gómez Saavedra, Verónica Juliano, Fabricio Jiménez Osorio, Mónica Cazón, Fabián Soberón, Diego Puig, Cecilia Vega y Romina Rosciano Fantino.

“Lejos de armar un archivo que sea un mueble viejo con coloridos lomos a la vista, pero que nadie lee, la propuesta es intentar que esos textos vuelvan a circular por Tucumán, el Norte, el país y hasta donde lleguen”, explica Facundo Iñiguez. Esta vocación por recuperar el acervo cultural de Tucumán, puesto en contexto con la región, los llevó a explorar el pasado y retomar la posta de otros proyectos anteriores.

Es así como el primer libro que editan como sello editorial es “El Puente, cuentos de autores tucumanos” (2020, La Papa). Aquí agarran el testimonio que dejó Trompletas Completas y Fabián Soberón para lanzar una antología de cuentos que representa la unión entre diferentes generaciones de autores de la provincia.


Equipo editorial en tiempos pandemicos.

Actualmente, como editorial también cuentan con la novela “Pasar el infiernillo” de Pablo Donzelli y se encuentran trabajando en más títulos. “La intención es la venta de libros digitales, y es más bien un método que responde a los cimientos de La Papa: retribuir con honorarios a los colaboradores y tirar menos papeles en el piso”, sostiene Iñiguez. Los títulos de la editorial se pueden obtener en su tienda online junto a textos de otros autores y otras editoriales de la provincia.

Pese a los esfuerzos, recuperar el acervo histórico siempre trae algunas complicaciones, en algunos casos insalvables. Autores fallecidos, libros solamente editados en papel, textos perdidos y un sin fin de vicisitudes que dificultan esta tarea artesanal.

Lejos de desalentar la tarea, esto sirve para clasificar y poner empeño en la necesidad de recuperar algunos autores como el caso de Eduardo Perrone. “Actualmente estamos tramitando para conseguir algunas de sus novelas, ya que nos parece un símbolo de las letras tucumanas, tan afincado en las calles de nuestra provincia, por lo que nos parece significativo que tenga un lugar dentro de la revista y de la Tiendita de Libros”, comenta Toblli.

Este interés por recuperar la historia no les hace perder de vista el presente efervescente que tiene las letras en nuestra provincia. “la literatura tucumana en la actualidad está viviendo una explosión productiva en diversos ámbitos, y canales que van proyectando esta producción”, afirma Valentina Pucci.

“Tanto en la posibilidad de editar con múltiples sellos locales, grupos y propuestas editoriales distintas, como en cuanto a revistas literarias y de cultura, de pensamiento, así como espacios de encuentros como los festivales”, amplia.

Desde hace un tiempo La Papa se encuentra en la búsqueda de romper los límites de la literatura para poder avanzar en narrar de manera amplia las producciones artísticas que se realizan en Tucumán. Al igual que tienen la mira puesta en poder ampliar su terreno y formar una red que los lleve a cubrir la región como un todo que se entrelaza.

“Queremos que La Papa, y con eso nos referimos a la cultura tucumana, pueda franquear los “límites” o fronteras que ideológicamente se han impuesto entre las provincias”, concluye Iñiguez.