Arde, el fuego de la fotografía feminista

Este fin de semana se llevará a cabo en Buenos Aires, ARDE: Encuentro de fotografía, feminismos y derechos humanos; con la participación de tres fotógrafas tucumanas.

Por Tatiana Luján Valdez y Gastón Guirao
Foto: "Maleza", de Inés Quinteros

Este 16 y 17 de Marzo se realizará la primer edición del encuentro ARDE: Encuentro de Fotografía, Feminismos y Derechos Humanos, que se desarrollará en edificios pertenecientes a los organismos de Derechos Humanos dentro del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex Esma) en la Ciudad de Buenos Aires. En este marco quedaron seleccionadas para las muestras tres obras de autoras tucumanas: Inés Quinteros, Ivanna Giménez Alonso y Mels Petroff, de entre un total de 27 obras nacionales e internacionales.

“Arde es un proyecto que nace como una llama, que transformamos en fuego, y éste crece desde el deseo y la furia. Deseo de generar más acciones que nos sigan potenciando desde los feminismos, y furia ante tanta desigualdad, violencia y muerte que nos impone el neoliberalismo patriarcal. Surgió ante la necesidad de compartir y debatir experiencias entre mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans, intersex, asexuales, no binaries y más, en la lucha por nuestros derechos", sostienen desde la organización compuesta por las Trabajadoras del Espacio de Memoria y Derechos Humanos (Ex- Esma), Colectivo Pandilla Feminista y fotógrafes independientes.

El festival conjuga los fuegos de principios y de fines del mes de Marzo. Desde el cada vez más convocante 8M, Día internacional de la mujer trabajadora, que este año se ha pronunciado con un paro internacional de mujeres, lesbianas, travestis y trans; hasta el día de lucha que se lleva a cabo cada 24 de Marzo, día la Memoria, la Verdad y la Justicia. Tomando como ejes las luchas de ambas fechas es que toma posición este nuevo festival, con una múltiple propuesta de talleres, exposiciones y proyecciones fotográficas. “Nos juntamos fotógrafxs, curadorxs, trabajadorxs y gestorxs culturales (asumiendo una organización horizontal y sin fines de lucro), porque que creemos en la fotografía como herramienta de transformación social y cultural”, señalan desde la organización.

La propuesta del festival tiene un formato expositivo que se divide en 3 ejes; pasado/presente, presente/futuro y futuro inmediato. Para dichas exposiciones, las organizadoras convocaron artistas y fotógrafes de varias provincias argentinas y algunos países latinoamericanos y vecinos como Brasil, Chile y Ecuador. De esta convocatoria quedaron seleccionadas 3 obras de tres fotógrafas que representan a Tucumán:

Inés Quinteros, fotógrafa miembra del comité editor del anuario fotográfico de autores del norte de APA, y reportera gráfica de La Gaceta, con una parte de su serie "Maleza".

Mels Petroff, fotógrafa y curadora de la obra de Jorge Augusto Cruz,expuesta en la 8va Bienal de Fotografía Documental y en el Festival de la Luz; con su obra "Cuerpas".

Ivanna Gimenez Alonso, fotógrafa independiente que forma parte del Tomo III del fotolibro Gran Angular, con sus obras "Lesbisibilidad" y "Nude".

Sobre Maleza, de Inés Quinteros:

“Así como en una persona los gestos, las miradas y arrugas son las pistas que tengo para conocer a alguien y entender su personalidad, algo parecido pasa con las ciudades.

Viví siempre en Tucumán. Primero cerca del monte, después en un barrio, a dos cuadras del liceo militar y desde hace unos años en el centro, a metros de la Casa Histórica. Aquí se declaró la independencia de Argentina, hace más de doscientos años.

El Jardín de la República es una provincia chica y apretada. Fue el escenario del enfrentamiento armado al mando del general Manuel Belgrano contra los realistas y, a su vez, el lugar elegido por los genocidas para dar comienzo a los años más oscuros de nuestro país.

Caminar por las calles es sentir el aire caliente, respirar el mal olor de las cloacas mezclado con el que producen los ingenios mientras caen malojas del cielo en algún momento de la zafra azucarera.
Levanto la vista para seguir con la mirada las bandadas de pájaros que van y vienen sin salir del círculo, como fantasmas del progreso que no llega.” Transmite la autora sobre su propia obra.


Sobre "Lesbisibilidad" y "Nude" de Ivanna Gimenez Alonso.

Lesbisibilidad Diacrónica: “Esta obra emerge de mi necesidad de cuestionar las normativas hegemónicas, impuestas en nuestras corporalidades y subjetividades. En este caso el enfoque diacrónico de mis dos retratos (izquierda 2004 – derecha 2014) busca reivindicar, visibilizar mi autopercepción y mis sentires.
Resignificar la primera fotografía, es simplemente poder hacer la conexión entre dos cosas, para que una le dé un significado distinto a la otra. 

Y en este caso la toma RAW intenta expresar y exponer la construcción, deconstrucción y reconstrucción de mi identidad” afirma Ivana, una obra de la que “yuxtapone dos autorretratos en crudo, y en esta sola operación, la autora crea su propia ficción política”, en palabras de Ximena Esquivel Mastrandrea.
Nude / retrato al desnudo: “Hay veces en que una tenue línea separa el entendimiento de las cosas y las palabras que las nominan. 

Desnudo, por ejemplo, es antónimo de vestido. Pero es sinónimo de descubierto, en el sentido de algo claro, notorio, explícito. Me arriesgaría a decir que Ivanna Giménez Alonso, trabaja en la dirección de exponer y no en la de despojar.

En estos siete retratos de mujeres, la desnudez, en este caso, aparece en segunda línea. ¿Y esto por qué? Porque hay un velo que la cubre.

Pero reflexionemos unos segundos. ¿Qué sería más fuerte aquí, los códigos de significación que mantiene el retrato como género a lo largo de su historia o los que mantiene el desnudo? Ambos, nos hacen señas, nos abren puertas. Pero asimismo, ambos están un tanto velados. Por suerte. Porque ni el cuerpo ni el rostro están expuestos en su cruda desnudez, están al resguardo de cualquier mirada impúdica. Quiero decir, no se trata aquí de una imagen descarnada sobre la historia de ocho mujeres, sino de la prudente mirada de Ivanna que pone antes el retrato al desnudo que el cuerpo al descubierto.”, opina Ana Claudia García, Licenciada en Artes y Magíster en Historia del Arte.


Nude
Lesbisibilidad


Sobre Cuerpas, de Mels Petroff

“Este trabajo fotográfico comenzó en el año 2013, haciendo el taller de proyecto fotográfico con Gabriel Varsanyi y Pablo Masino. Se me planteó trabajar con una inquietud que era conocer un poco más historias de vida del colectivo LGTBI. Quería que las personas que desconocen la realidad LGTBI de alguna forma se sientan interpeladas por estas realidades. Se me ocurrió que los participantes del proyecto me escriban cartas en las que yo les preguntaba qué sienten cuando se montan. Eso generó que me escriban de distintas formas, historias diferentes y me parecía muy rico poder compartir esto. Empezó por ahí y terminó derivando en la forma que actualmente tiene el proyecto, que es problematizar este binarismo de género que ya está establecido por la sociedad, que ronda entre hombre o mujer. Me interesaba explorar los límites, lo que se encuentra en los espacios intermedios.” afirma la autora sobre su obra, que presenta un abordaje sobre la diversidad de los cuerpos, cuerpos invisibilizados que se encuentran fuera de la norma establecida, cuerpos y cuerpas disidentes.
Cuerpas


Programación de  ARDE: Encuentro de Fotografía, Feminismos y Derechos Humanos