Pandilla Feminista: Un canal de (auto)formación en feminismo y fotografía

"Compartimos las ganas de poner la sororidad del feminismo al servicio de una profesión hegemonizada por los varones cis, individualista y competitiva", se presenta el colectivo de fotógrafas feministas que dirá presente en la 8va. Bienal Argentina de Fotografía Documental y no descarta alguna intervención en territorio tucumano

La Pandilla Feminista es un colectivo de fotógrafas feministas que surgió en el Encuentro Nacional de Mujeres de 2017 y que desde entonces viene pisando fuerte con sus coberturas colaborativas (principalmente) sobre la agenda del movimiento feminista, que ven la luz en medios como Cosecharoja. "Anhelamos que la Pandilla sea un canal de (auto)formación en feminismo pero también en fotografía", remarca Lara Otero, una de las integrantes de grupo, en la antesala de su arribo a Tucumán para participar de la 8va. Bienal Argentina de Fotografía Documental.

"El primer grupo grande de compañeras nos comenzamos a juntar en las semanas previas al Encuentro Nacional de Mujeres del 2017 en la ciudad de Resistencia, Chaco. El objetivo era principalmente cuidarnos: en esas semanas corría el rumor de que en la ciudad habría un clima fuertemente represivo. Nos propusimos generar una red que nos permitiera pasarnos información frente a cualquier situación de riesgo, y así armamos un primer grupo de Whatsapp", recuerda Otero, una de las integrantes de la Pandilla, para dar cuenta de sus orígenes, del momento en que, quizás inconscientemente, todo comenzó.

La fotógrafa explican que "en el Encuentro logramos reunirnos, éramos 30 fotógrafas  y comunicadoras feministas, en esa primera asamblea logramos que circulara la palabra y compartimos las ganas de poner la sororidad del feminismo al servicio de una profesión hegemonizada por los varones cis, individualista y competitiva"

A partir de entonces, comenzaron a consolidar uno de los colectivos fotográficos que más fuerte viene pisando en la Argentina: "Ya regresadas del Encuentro, realizamos varias reuniones con el objetivo de producir un material que recopilara las imágenes que cada una de nosotras habíamos tomado durante esos días de viaje. El producto final fue un fanzine coral al que llamamos “Resistencia” y que lanzamos para el 25 de noviembre, Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres".

Durante una de esas asambleas sentimos la necesidad de darnos una identidad a nuestro círculo y fue en ese momento que surgió el nombre de Pandilla Feminista. Algunas compañeras decidieron tomar otros caminos o abocarse a otros proyectos, pero un grupo de alrededor de quince fotógrafas decidimos seguir juntas y conformar un colectivo que se sostiene hasta el día de hoy.

Pandilla Feminista durante el momento de edición colectiva luego de la movilización del 3 de junio de 2018 en la redacción de Cosecha Roja.

"En este momento, Pandilla Feminista es un colectivo de fotógrafas feministas que busca cuestionar la mirada dominante sobre los temas relacionados a los géneros, desde un feminismo interseccional que no deje fuera ninguna opresión. Hasta ahora nuestro fuerte ha sido la producción de coberturas colaborativas sobre eventos destacados en la agenda del movimiento feminista, pero nuestro objetivo es ir más allá de lo inmediato y producir trabajos y acciones que reflexionen sobre el lugar de la mujer y las identidades femenizadas en la sociedad", remarca Lara.

En ese sentido, señala que "para ello queremos darle espacio a nuestra propia deconstrucción: anhelamos que la Pandilla sea también un canal de (auto)formación en feminismo pero también en fotografía. Creemos que la imagen no habla por sí sola; es por ello que urgen reflexiones y puestas en común para contextualizar y generar discursos que trabajen junto con las fotografías que producimos".

"El objetivo más cercano es producir un encuentro que ponga en primer lugar la relación entre feminismos y fotografía. Para ello, nos estamos reuniendo con algunas compañeras del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) que estuvieron involucradas en lo que fue el encuentro Derechos en Foco. Esperamos poder darles más información sobre esto pronto", se entusiasma la Pandilla.

La Pandilla Feminista, que arribará a Tucumán con por lo menos 9 de sus 16 integrantes para la Bienal Argentina de Fotografía Documental, se mantiene expectante de cara al futuro del movimiento feminista, del que son una herramienta comunicativa: "No somos nosotras quienes debemos pronosticar el futuro, sino estar presentes en todos los momentos del movimiento feminista, del cual somos parte. Si bien los feminismos se encuentran en un momento de expansión de sus ideas en la sociedad, luego de que el Senado rechazara la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo los sectores más reaccionarios de la sociedad se envalentonaron y se están organizando para que su lógica antiderechos, antimujeres, anti diversidades, crezca más y más", analizan.

"El trabajo de las comunicadoras debe ser fundamental: no nos podemos dormir ni un ratito. Tenemos que seguir produciendo contenido, razones y acciones que sostengan la potencia del feminismo, cada quien desde su lugar. Nuestro espacio es incipiente pero tenemos muchas ganas y, sobre todo, la fuerza de lo colectivo que nos abraza", remata la Pandilla, y deja la puerta abierta para alguna intervención en suelo tucumano.

Por Gastón Guirao