Revisión de Portfolios: un espacio para repensar proyectos fotográficos

Solana Peña y Atilio Orellana forman parte del equipo revisor de portfolios en la 8va Bienal Argentina de Fotografía Documental, un espacio pensado para un caudal de fotógrafos regionales cuya producción viene en ascenso

Se acerca la 8va Bienal Argentina de Fotografía Documental que se llevará a cabo en Octubre en Tucumán. Además de realizarse muestras, talleres y conversatorios, tendrán lugar las revisiones de portfolios, por medio de la cual diferentes fotógrafos referentes de la región elegirán el trabajo de algún fotógrafo emergente, que será expuesto en la próxima edición de la Bienal.

“Una revisión de portfolio es la oportunidad que tiene un fotógrafx de tener una devolución por parte del revisxr (ya sea éste fotografx, editxr, etc.) sobre su trabajo fotográfico”, explica Atilio Orellana, fotógrafo tucumano, uno de los elegidos para llevar adelante la tarea de revisión en esta Bienal. 

“Creo que lo más importante en esta instancia es saber escuchar al revisor, más aun cuando este te hace una crítica sobre lo que ve. Considero que de la crítica es de lo que uno aprende, y no así de las adulaciones; aunque claro, a veces toca ver trabajos muy buenos que no dejan espacio a la crítica, pero si quizás a pequeños aportes de otro tipo, ya sean ideas de cómo encaminar ese proyecto, como mostrarlo, que soporte, etc. Por lo general lxs fotógrafxs somxs (claro que me incluyo), demasiado obsesivos con respecto a nuestro trabajo/proyecto. Lo cual personalmente lo veo un poco contraproducente en algunos casos ya que a veces nos "encaprichamos" con algunas imágenes, que quizás no funcionan, en el proyecto; y que a veces cuesta ver”, analiza Atilio.

Atilio Orellana

La revisión de portfolios está pensada para que tanto revisores como fotógrafos puedan repensar el trabajo que vienen haciendo los segundos y hacerlos crecer.

Solana Peña es una fotógrafa tucumana que también estará encargada de la revisión. A su turno, reflexiona sobre la importancia de esta tarea, y de que se tome la revisión de portfolios como una instancia más para que cada fotógrafx cuestione y repiense su propio trabajo. “A mi modo de ver una revisión de portfolio debería ser orientada a interpelar el trabajo, hacerlo pensar, reflexionar sobre la temática abordada y su articulación estética; todo esto en el marco del proceso de trabajo para que le fotógrafe pueda formularse nuevas preguntas o detenerse a repensar", afirma.

En ese sentido, reconoce que la considera "una instancia de pensamiento a través del diálogo con el trabajo del otro.” Peña asegura que festival fotográfico, que se viene dando cada dos años y que cumplió ya siete ediciones, ocupa un rol importante como espacio generador de encuentro, de discusión y crecimiento. “La Bienal, entre otras cosas incide en el modo de ver, en la construcción de una mirada y en el modo de pensar la fotografía, articulando muestras, conferencias y debates que luego quedan picando en la cabeza de quienes asistieron”, afirma.

Solana Peña

En la revisión de portfolios bienalera los revisores no sólo colaborarán desde su mirada y su opinión con los proyectos que hayan presentado distintos fotógrafes, sino que además harán una selección del o los mejores trabajos, y así elegir uno o más fotógrafes expositores en la próxima edición. “Creo que la Bienal es un momento de encuentro que no tenemos que desaprovechar. Es algo así como el pico donde coinciden profesionales, estudiantes y también personas de otras profesiones, no siempre relacionados a la fotografía o lo documental que es muy rico en aprendizaje para todxs”, remarca Orellana, en la antesala del encuentro fotográfico tucumano por excelencia que se llevará a cabo del 17 al 20 de Octubre en nuestra provincia.

Por Tatiana Luján Valdez