Conocé al autor de la foto que permitió reconstruir la Casa Histórica

Brindarán una conferencia sobre el documentalista italiano Ángel Paganelli, quien tomó la única foto que se conserva de la fachada original de la Casa Histórica, tomada en 1869

Ángel Paganelli es el autor de la única fotografía que se conserva de la fachada original de nuestra Casa Histórica y fue a partir de la misma que se inició su reconstrucción en 1942, cuando se encontraba completamente deteriorada. Este documentalista italiano arribó desde Italia para montar una casa de fotografía en Córdoba primero y luego en Tucumán junto a su hermano José. “Ángel Paganelli. Fotógrafo revelando la realidad” es el nombre de la conferencia a cargo del fotógrafo y Guggenheim fellow Darío Albornoz que tendrá lugar el próximo 18 de septiembre desde las 20 horas en la Sociedad Francesa de Tucumán.

El propio Albornoz nos explica que “Paganelli tenía una forma primitiva de hacer documentalismo, tenía un estudio donde hacía retratos. Lo hacía más desde el punto de vista económico porque vendía postales”. A su vez, el conservador de imágenes y responsable del laboratorio de digitalización del CONICET explica que el trabajo del documentalista italiano es “muy parecido a lo de Eugene Atget, la imagen encontrada de sucesos, cosas y lugares de Tucumán como la Plaza Independencia y de la Casa Histórica antes que la demuelan”.

Son pocas las fotos que se conservan del trabajo de Paganelli en Tucumán: “sus fotografías están formando parte de colecciones públicas y privadas. Las que yo tengo digitalizadas las conseguí de una colección privada de Córdoba. Pertenecen a un libro que se llama “Provincia de Tucumán” que escribe Arsenio Granillo, donde las fotografías están pegadas sobre las hojas porque en esa época no imprimían. Deben haber 100 ejemplares nada más”, apunta Albornoz.

Archivo General de la Nación Argentina
Casa Histórica de Tucumán. Foto de Ángel Paganelli, año 1869.
AGN_DDF/ Caja 3034, inv: 165222.

“Los retratos en estudio y en casas particulares era lo más solicitado en la época y el motor económico de la actividad. Pero a Paganelli lo movilizaban las imágenes de la ciudad, su arquitectura, plazas, calles e ingenios azucareros. Captar fotos de exteriores era complejo porque debía revelar las placas con rapidez antes que se secaran los químicos aplicados sobre el vidrio, por lo que Paganelli confeccionó un taller móvil montado en un carro que le permitió tomar y revelar fotos sin necesidad de volver a su estudio”, narra el portal de casadelaindependencia.

En 1869, en una de esas recorridas con su cámara de madera, fotografió a uno de sus hijos en la puerta de la Casa Histórica junto al conductor del carro que llevaba su laboratorio ambulante. Gracias a esa foto el arquitecto Mario José Buschiazzo pudo reconstruir, un siglo después, la fachada original de la casa donde se declaró la Independencia.

La foto que ilustra la nota es de José Inesta @JoseInesta