Vino un Ramón y todo fue alegría y punk rock

Marky Ramone, un mito del punk en las yungas latinas teloneado por El Contuvernio y Burro de Arranque. Pasó por Tucumán una auténtica leyenda viva, de gran importancia para revisitar la história del punk y su cultura regional.

Los primeros brotes del punkrock surgen en los 70's, cuando comenzó a dejar huella primero entre las minorías y después lo que ya todos sabemos. Cuenta le leyenda que fueron Los Saicos del Perú la primer banda en hacer punk rock en todo el mundo.

Un rubro nacido del territorio de las yungas del noroeste de américa latina que llega a los países sajones para que casi 50 años después un integrante de The Ramones vuelva de nuevo hacia las yungas, esta vez la yunga argentina, a demoler las cabezas de los punkrockers norteños. Un regreso a la selva de las propias raíces de la historia del punk rock. 

¿Qué ocurrió durante esos casi 50 años en el territorio?

En el trascurso y desde ésta selva florecieron muchos proyectos musicales punks. Todos influenciados por la llegada de los vinilos de The Ramones, Sex Pistols o The Clash. Sólo por enumerar algunos que llevan 20 o hasta 30 años aparecen desde Tucumán Volstead, 448, Sol Perpetuo, Extramuro y La Insignia de la Rosa Blanca; en Jujuy Pobre Chango, Moco Verde, Anarquía Orán y DL5, y desde Salta, Hostil Desobediencia; todo esto sin olvidar al casi impopular Festival Resistiendo de la Quiaca (El festival argentino de rock más antiguo entre los vigentes nacido en 1997) que llega al año 2020 con su 24° edición.

La escena representando a Tucumán

El domingo fue momento de reunión de varias generaciones rockers de la provincia y alrededores para el avistamiento de un emblemático batero que junto con su banda descolgaron 45 canciones seguidas sin parar. Avalancha de clásicos y no tanto sacudieron los corazones presentes.

Desde temprano, en la vespertina aparecieron los de El Contuvernio con la potencia del under tucumano acompañados por la familia y los amigos que les cantaron casi todas las canciones. El único trapo del evento era de ellos, decía: "Levantando el vaso después del palazo".

Casi respetando el horario detallado por la producción siguieron los Burro de Arranque, el power trío en modo hard rock desplegando su esencia y pelando un blues con Damián Rodríguez de invitado especial en armónica. El cierre del set Burro fue Ace of Spades de Motorhead para darle mecha a la bomba que estaba a punto de explotar.

Algunos minutos después salió la banda de Marky Ramone al escenario y todos más felices que la mierda.

Lo dijo Rolo Marín en un comentario enviado desde México donde se encuentra de gira con los Faking: "Toda la fuerza y el deseo del Mundo desde lo más profundo de mi corazón. Que hoy te vaya bien Sebita del alma; te mereces por soñador y muy trabajador lo mejor del Mundo; muchos hablan vos apostas en serio; Dios te bendiga papá y que sea Rock".

Adhiero al agradecimiento de Marín.

Por Gastón Guirao



El Contuvernio


Burro de Arranque


Marky Ramone