Guiso con pan

Es de noche, hace frío y las calles están nuevamente desiertas. 14 meses después, volvimos al mismo lugar. Los problemas de siempre siguen ahí, pero peor. Llega el 25 de Mayo: bandera flameando, escarapela, locro y siga siga. La música la ponen, otra vez, Los Melonis.

Por Santiago Sibaja

Viernes a la noche. El reloj marca las 12 y reina la incertidumbre respecto a la aplicación de las nuevas restricciones en Tucumán. Los bares deben cerrar y no saben cuándo ni cómo volverán a funcionar. Dos amigos brindan, se saludan y se despiden, sin saber si habrá una próxima ocasión a la brevedad. Horas después los gastronómicos marcharán para implorar que los dejen volver a abrir sus puertas, uno de ellos será detenido dos veces y eso no le impedirá poner en funcionamiento nuevamente su negocio.

Es de noche, hace frío y las calles están nuevamente desiertas. Se escucha música a lo lejos, pasos cansinos que aceleran y otros tantos que cansados se acercan se acercan en la oscuridad. Un amigo dice que es mala educación hasta en esos casos no saludar. Nos cruzamos en mute: me pregunto de dónde mierda viene y adónde mierda va, y pienso que él debe pensar exactamente lo mismo.

14 meses después, un nuevo confinamiento y otro peor momento de la pandemia. El último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) arrojó que más de 390.000 tucumanos son pobres, lo que representa más del 43,5% del Gran San Miguel de Tucumán - Tafí Viejo. Comer es caro y la pobreza nuestra pandemia sin vacuna.

La Canasta Básica Alimentaria pasó de $5.161,53 en abril de 2020 a $7.833,55 en abril de 2021; la Canasta Básica Total de $11.923,14 a $17.390,47 en ese mismo lapso, de acuerdo a la Dirección de Estadísticas de Tucumán.


Las calles son mías y sólo pienso en progresar
busco algún trabajito, machetear y podar
experto en modas, mi indumentaria da que hablar
no siento calor ni frío, quiero guiso con pan


El presidente Alberto Fernández dice que respecto a la inflación, la Argentina es "un país punk". "Todo es hoy, no hay mañana. Todo es a corto plazo porque no hay futuro. Los acuerdos son a dos años, no a 10", afirma.

Luego, en la misma entrevista con CNN en español, agregó que el país también es como un "alcohólico en recuperación" porque "le mostrás una copa y todos empiezan a tomar". Quedó lejos el presidente de aquellas noches de cuarentena de comentarios espontáneos y simpáticos en las redes sociales.

Este confinamiento no tiene margen de romantización. No salimos mejores del primero. 

Mientras corría el reloj se acercaba el inicio de las nuevas restricciones anunciadas en Cadena Nacional, se demoraba más y más el esperado decreto de necesidad y urgencia, instrumento legal que definía el alcance de esas medidas y del que dependía su vigencia en nuestra provincia. Recién apareció a última hora del viernes, 24 horas después de la cadena nacional presidencial. 

En Tucumán, el gobernador Juan Manzur inauguraba el viernes al mediodía un cajero automático en Quilmes y Los Sueldos, de inconmensurable importancia para sus vecinos, pero más OUT OF CONTEXT que nunca dado justamente el contexto, con la provincia a la expectativa de nuevas restricciones.

Los anuncios los hace el Comité Operativo de Emergencia (COE) que el ciudadano de a pie no sabe qué es ni adónde ir a putearlo. La foto de un concurrido locro semanas atrás para celebrar el 1° de Mayo expone al mandatario provincial y es la imagen a la que se aferran gastronómicos y comerciantes para rechazar las nuevas medidas que los obligan a bajar sus persianas.

Por eso marcharon a la casa del gobernador la tarde del domingo, con la Constitución bajo el brazo. Ojalá se aferrasen a ella para resguardar los derechos laborales de sus empleados.

El dueño de Tarantino, parada obligatoria de taxistas y -en tiempos prepandémicos- destino ineludible de muchos trasnochados con su cocina 24 horas sobre avenida Ejército del Norte, le explica a la señal porteña Todo Noticias la mañana del sábado que no puede no abrir porque debe tres millones y medios de pesos de luz. Quizás sus problemas vienen de antes del 20 de marzo de 2020.

La vacuna venía a salvarnos. Avanza como puede la campaña de vacunación y en el finalmente feriado del 24 de Mayo Manzur recorre nodos de inoculación y celebra que nuestra provincia se acerca a las 400.000 dosis colocadas. 

No obstante, la campaña de vacunación a nivel nacional y provincial es denostada por los otrora antivacunas al compararla con la de países del primer mundo, que padecen sus propias pandemias pero jamás la pobreza sistemática e ineludible, tan nuestra. 

También comparan la vacunación argentina con la uruguaya y chilena, realizada mayormente con una vacuna 'floja de papeles' que no fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y cuando en esos países tampoco llegaron tantas vacunas como el laboratorio Pfizer prometió: si estuvo rápido este laboratorio para aclarar que no hubo intento ni pedido de coima de parte del Gobierno Argentino.

Molestó a muchos la inclusión en el cronograma de vacunación de dirigentes sociales, uno de los tantos trabajadores esenciales que están ahí donde la pandemia golpea más fuerte. Comedores, merenderos, ollas populares y platos que se dividen para multiplicarse ante la urgente urgencia son otra foto de la pandemia.

Su labor se torna indispensables, más en una provincia donde lo normal, lo común, la media, es ser pobre. Algunos se rasgan las vestiduras con influencers solidarios o la muy importante labor territorial de la Iglesia en todas sus formas, pero el accionar de las organizaciones sociales es parte de un entramado necesario en un Tucumán desbordado de urgencias y un Estado enorme que no abraza a todos.

En Tucumán esta semana corta y confinada no habrá clases presenciales y las mismas volverán a dictarse mediante modalidad virtual. La cartera educativa promete acercar cuadernillos y material didáctico allá donde no llega internet o donde no hay cómo pagarlo.

Sin embargo, en nuestra provincia las escuelas permanecerán abiertas. Una "guardia socioeducativa" buscará garantizar apoyo y contención escolar, pero principalmente la entrega de módulos alimentarios porque en Tucumán los chicos van a las escuelas a comer. El programa de comedores escolares local alcanza a 1.100 escuelas y unos 300.000 alumnos.

Viernes a la noche, mesa del bar. Un grupo de niños pide una vez, pide dos veces y también tres. Son las 12 y todos volvemos adonde empezamos hace 14 meses. Pero mañana no habrá lindos bares abiertos adonde ir a pedir para poder comer.

El 25 de Mayo nos encontrará nuevamente en nuestras casas, lejos de los grandes actos patrios pero a pesar de todo siempre orgullosos del país y provincia que tenemos y los laureles que supimos conseguir: bandera flameando, escarapela, locro y siga siga. Un día nos vamos a tener que sentar a discutir de pobreza, cuando ya no tengamos otras cosas de qué discutir. ¡Viva la Patria!