1,2,3,4 balas en el aire

Se desata la tormenta. Femicidio. Linchamiento. Asesinato. (Falsos) saqueos. Cada vez que Tucumán parece tocar fondo, sorprende. El futuro ya llegó. Vuelve el fútbol. La música la ponen Jugo y Los Melonis.

Por Santiago Sibaja


Las últimas semanas han sido realmente trágicas en Tucumán: la secuencia femicidio - linchamiento - asesinato es estremecedora. Hablar de 'Justicia por mano propia' ya es aberrante: disfrazar de ello un asesinato es atroz, aun contemplando la severa gravedad del presunto delito cometido por el linchado que viene a acrecentar el holgado récord de femicidios autóctono, que pelea el podio nacional.


Políticos de todos los colores han repetido y repetido que "no hay confianza en las instituciones" y que "se ha roto el contrato social". Viviremos sumidos en el caos y la pobreza, pero al menos tenemos grandes lectores de Jean-Jacques Rousseau en los 3 Poderes del Estado, ¿o no?


El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anuncia tormentas eléctricas, vientos y demás, pero pareciera que ya estamos curados de espanto y preparados para todo.


Basta repasar que los tucumanos vivimos hace varias semanas en un pico de contagios permanente, ante la latente amenaza de saturación del sistema sanitario, sin servicio de colectivos y con constantes cortes de luz (gracias EDET) para entender por qué hemos festejado más que un gol sobre la hora ¡¡¡que caigan un par de gotas y baje un poco la temperatura!!! Cada uno festeja lo que puede.


A este tormentoso escenario se sumaron recientes versiones de saqueos (quizás el fantasma más temido) en una distribuidora de bebidas en avenida Gobernador del Campo en la Capital. El propio dueño del negocio confirmó que no renovaba el alquiler y se agolpó mucha gente al ver que regalaba mercadería. 


Alguien enciende la televisión
se escuchan disparos en Canal 10
el anchorman llora, permanece de pie
dices el fin del mundo me confesé ayer


Por los celulares, los videos y audios que confirmaban los saqueos se disparaban más rápido que el dólar. Para quienes viven pendientes del valor de la divisa norteamericana y/o son fanáticos de Charly, esta nota de Martín Rodríguez en El Canciller.


En Europa, en medio de severos rebrotes de Coronavirus, ya se realizan sospechosos recitales al aire libre en los que el público y hasta los artistas están encapsulados, como en los shows de The Flaming Lips, que ya había apelado a burbujas en vivo años atrás. Igual, el primer visionario fue Jerry Seinfeld, que lo había anticipado al presentar al Bubble Boy.


Han pasado sólo 2 semanas desde que Gabi lanzó Maicarro a través de Youtube y ya tiene más de 133.000 reproducciones. Quizás el indie, el pop y el rock tucumano tienen mucho que aprender de este joven de 17 años a quien pueden conocer en esta nota de Exequiel Svetliza. Acá también, el futuro ya llegó.


En Yerba Buena tras el éxito del autocine (¿ah?) ya planifican eventos culturales y recitales al aire libre de cara a la temporada de verano. En la imagen con la que presentaron el proyecto, ya se vislumbran lugares vacíos, pero algo es algo.


Foto: Prensa Municipalidad de Yerba Buena


Una de las pocas buenas noticias que tenemos es la vuelta del desmadrado fútbol argentino, de torneos con formatos inentendibles, caos permanente y dirigencia inescrupulosa. Me suena de algún lado. Y no vengan de vuelta con eso de "22 tipos corriendo atrás de una pelota" y "el opio de los pueblos" que necesitamos gritar un gol más que (completar a gusto).


Hablando de fútbol, dicen que cuando la dirigencia de un club sale a "respaldar" a un técnico y confirmarlo en su cargo es porque su trabajo es malo y más temprano que tarde será despedido o se irá "de común acuerdo". Tras esta -otra más- caótica semana, el gobernador Manzur debió salir a ratificar públicamente a su ministro de Seguridad, el comandante Maley.


Alguien enciende la televisión
se escuchan disparos en Canal 10
el anchorman llora, permanece de pie
dices el fin del mundo me confesé ayer
de vez en mes las olas caen sobre mí
1,2,3,4 balas en al aire


Dale play a la versión original de ‘Se escuchan disparos en Canal 10’ de JUGO o a la versión que han popularizado Los Melonis años después.