Motus: Un nuevo espacio para la reflexión y la práctica de creación escénica en Tucumán

El próximo miércoles 07 de Agosto inicia -en La Veleta (Crisóstomo 124)- "Motus, Laboratorio de Creación Escénica", dictado por Tatiana Luján Valdez. Un espacio para indagar sobre el arte desde una perspectiva política, territorial y de género.

Por: Tatiana Luján Valdez


Motus es un proyecto que nace desde el puro deseo. Hace un tiempo que vengo reflexionando y cuestionándome algunas ideas respecto a la creación escénica en general, y de nuestra formación y práctica como artistas en particular en la provincia. Me tomaré el atrevimiento de hacer uso de este espacio de comunicación para sociabilizar algunas ideas que tengo, puesto que la propuesta de este laboratorio surge como intento de respuesta a algunas de estas inquietudes.

Primero: El contexto

Es innegable ya, a esta altura, -aunque no por eso menos necesario de reafirmar- la transversalidad en nuestras vidas que han logrado los feminismos. Al respecto decía en alguna otra nota que escrbí aquí mismo, a principio de año: "...al día de hoy es el feminismo el que nos ayudó a visibilizar y desnaturalizar prácticas machistas que permitimos y reproducimos por mucho tiempo en lo cotidiano de nuestras vidas. La deconstrucción, individual y colectiva, viene haciendo efecto de a poquito; y el arte, como manifestación humana y cultural, da cuenta de ello. A lo largo del año pasado se ha visto a artistas músicas impulsar el proyecto de ley por cupo femenino en los escenarios y festivales de todo el país; a fotógrafas y artistas visuales cuestionar e intervenir los salones y galerías que no ponen a la mujer en lugares de protagonismo si no es bajo la cosificación y objetualización de sus cuerpos; incluso vimos a actrices organizarse por primera vez para visibilizar la lucha por el aborto legal". Pasaron algunos meses desde que escribí aquello, y hoy sigo confirmando esta idea como válida. Sin embargo me pregunto: Si los feminismos son los parámetros de este nuevo paradigma para mirar el mundo ¿De qué formas nos atraviesa eso en las artes escénicas en la provincia? ¿Nos encontramos realmente atravesadas por esto? ¿Existen espacios de reflexión-problematización con perspectiva de género sobre nuestras prácticas? ¿Qué perspectivas? ¿Cuáles feminismos? ¿Cómo? ¿Con quienes?... Son muchas las preguntas, y dudo ser yo, desde mi individualidad, la que pueda arribar a alguna conclusión acertada. Sin embargo creo en los espacios colectivos para esto. Es necesario que empecemos a problematizar nuestra práctica realmente, y hacerlo desde una perspectiva de género, y polítiico-territorial. En mi opinión, es desde la mirada del transfeminismo y las propuestas de decolonización y despatriarcalización, desde donde quizás podamos empezar a encontrar algunas respuestas.

Segundo: La formación

La formación en arte es una primera cuestión importantísima a atender. En nuestra provincia las posibilidades son: la Facultad de Artes, de la UNT, universidad pública y gratuita. O talleres de formación particulares, por lo tanto pagos. Son estos los principales espacios desde donde les jóvenes podemos empezar a pensar el arte y nuestras prácticas si decidimos dedicarnos de lleno al estudio de las mismas.
En este sentido, en lo personal, y como egresada de la Carrera de Teatro, creo que la provincia tiene una gran dificultad. No hay en estos espacios -por lo general- una conciencia de transdisciplinariedad, ni perspectiva de género, muchas vaces tampoco hay responsabilidad ética con el contexto que nos rodea, y hasta me siento obligada a decir que se ve poca sensibilidad en los procesos de aprendizajes para con les alumnes/artistas.
Esto no es novedad. Las carreras de la Facultad de Artes no están pensadas transdisciplinarmente. Incluso si pensamos específicamente en las artes escénicas, la Carrera de Teatro en nuestra provincia se encuentra totalmente aislada del resto de las carreras (está físicamente en edificios diferentes), y cuenta con un plan de estudio que tiene ya mas de 30 años, que no sólo es viejo y esta descontextualziado para los tiempos que corren, sino que además centra sus estudios únicamente en la preparación técnica del intérprete.
Existen muy pocos espacios que nos preparen pensar la escéna en su totalidad. También existen pocos espacios que propongan entrender los procesos creativos transdisciplinarmente, o que brinden herramientas para entender lo político en el arte, imprescindible para manifestarnos en nuestra contemporaneidad como artistas.

Tercero: Las producciones artísticas

Lo anteriormente expuesto me lleva a pensar en lo siguiente: -si lo político en el arte está en el cómo, y no tanto en el qué ¿cómo estamos politizando nuestras prácticas escénicas entonces? ¿qué podemos ver de las artes escéncias hoy en Tucumán?
Quizas no a todes les interese o esten de acuerdo en pensar las producciones de la forma en la que yo lo estoy pensando. De hecho en la escena artística provincial conviven diversas formas de trabajo. Existen todavía propuestas mas conservadoras y tradicionales, existen algunas propuestas que intentan romper con la hegemonía, existen también quienes apuestan a denunciar desde el discurso, pero que en la práctica siguen reproduciendo y reprensentando poderes jerárquicos y violencias de género/clase/geopolíticas,etc. Sin embargo creo importante resaltar la responsabilidad ética que asumimos los artistas cuando decidimos dedicarnos al arte (sea cual fuere). Y es desde ese lugar que creo necesario repensar las formas en las que producimos/queremos producir hoy. Y sobre todo dudar. Dudar de todo lo que nos han enseñado; dudar del sistema; dudar de las verdades absolutas; y cuando creamos que hayamos encontrado alguna respuesta, dudar de eso también, y volver a comenzar. Porque sólo así lograremos activar de forma crítica nuestros trabajos y reflexiones.

 
Propuesta del laboratorio:

Entonces, y como resultado de una búsqueda a raíz de las reflexiones mencionadas anteriormente, es que diseñé esta propuesta: un laboratorio de creación escénica.  Propongo un espacios de reflexión y discusión con contenido teórico y práctico, que en una duración de doce encuentros, sirva para re-pensar la creación escénica desde nuestra contemporaneidad y nuestro contexto más cercano. El objetivo es que les participantes realicen la experiencia de pensar y poner en escena una hipótesis de obra de pequeño formato, ya sea ésta grupal o individual, que sea posible de ser exhibida ante público.
La palabra Motus viene el latín "Motus-us" y significa 'movimiento', 'agitación', 'sacudida' y, en sentido figurado, 'movimiento del espíritu'; afectos, emociones, sentimientos, pasiones, pensamientos. Es con ése espiritu que propongo este nuevo laboratorio. ¡Sean todes bienvenides!



Información:

Motus: Laboratorio de creación escénica
Dictado por: Tatiana Luján Valdez
Duración: 12 (doce) encuentros de 2hs cada uno
Modalidad: Teórico-Práctica
Inicio: Miércoles 07 de Agosto. 20 a 22hs.
Espacio: La Veleta Cultural (Crisóstomo 124)
Público destinatario: jóvenes y adultos interesades en la creación escénica (teatro, danza, música, performance, visuales)
Formas de pago: Efectivo o por mercado pago.
Inscripción:
Por Fb: Tatiana Luján Valdez
Por Ig: @MotusLaboratorio



Sobre la artista:
Tatiana Luján Valdez
Trabajadora de las artes escénicas, nacida en la provincia de Salta, desarrolla su actividad principalmente en Tucumán desde el año 2011.
Su trabajo está centrado en las artes escénicas, principalmente teatro, participando en varios proyectos de creación colectiva, en los roles tanto de actuación y dirección, como gestión y producción independiente.
Egresada de la Carrera de Teatro de la Universidad Nacional de Tucumán, ha complementado sus estudios, tanto artísticos como pedagógicos, con artistas, maestros y directores de ésta y otras provincias, en materia de actuación y dirección en teatro como en cine.
Se ha formado también en fotografía, y utiliza éste campo visual para potenciar y enriquecer su trabajo en las artes escénicas.
Se dedica a la Gestión Cultural desde el año 2016, área en la que se ha formado con la Artista y Gestora Paula Baró (Buenos Aires), siendo becaria del Instituto Nacional del Teatro, y en la que trabaja desde la plataforma ULMUS Gestión Cultural.
Finalmente completa su actividad escribiendo críticas, reseñas, ensayos y entrevistas sobre artes escénicas en este medio.