Tony Molteni: la libertad del rock que confrontó al bussismo

"Nos dolió el alma. Nos tocaron en lo más profundo. Y fue en ese momento cuando se hicieron más festivales", recordó el frontman de Karma Sudaca

Tony Molteni, líder de Karma Sudaca, analizó que el rock y el arte de Tucumán vivió uno de sus grandes momentos durante la década de los '90, cuando el genocida Antonio Domingo Bussi fue electo gobernador. "Montábamos un escenario frente a Casa de Gobierno y cantábamos en protesta de que ese tipo estuviera ahí. Y comenzaron a salir un montón de lugares, un movimiento ante una profunda crisis social, un golpe durísimo a una sociedad que fue elegido por las urnas", remarcó.

Entrevistado por Juan Manuel Montero en "La otra pregunta", Tony recordó sus inicios en la música, su primer recital -"Juan Carlos Baglietto presentando “Era en abril”, en Caja Popular"- y destacó la explosión cultural en Tucumán ante el triunfo en las elecciones de 1995 del exinterventor de facto condenado por delitos de lesa humanidad durante la dictadura militar Antonio Bussi, quien se impuso ante la justicialista Olijela del Valle Rivas y el radical Rodolfo Martín Campero. 

"Aumenta la crisis y el rock tiene que salir más fuerte. Es ese grito de revolución por la revolución misma. A mí me parece, y tómenlo como que lo digo yo y no que sea la verdad, que uno de los grandes momentos del rock y del arte en Tucumán fue cuando Bussi ganó las elecciones. Y no se asusten. Hubo un movimiento al que le pareció horrible que en plena democracia Bussi haya sido elegido por el pueblo", rememoró el líder de Karma.

Tony enfatizó que aquel triunfo en elecciones de la derecha tucumana "nos dolió el alma. Nos tocaron en lo más profundo. Y fue en ese momento cuando se hicieron más festivales. Y había bandas de todos los estilos, con muchísimos artistas. Apareció un enorme movimiento cultural, y sobre todo del rock, que fue exponencial".

"Montábamos un escenario frente a Casa de Gobierno y cantábamos en protesta de que ese tipo estuviera ahí. Y comenzaron a salir un montón de lugares, un movimiento ante una profunda crisis social, un golpe durísimo a una sociedad que fue elegido por las urnas. Con gente que trabajó mucho, como los chicos de HIJOS, que siempre estuvieron en la pelea. Tratábamos de que la gente ejercitara la memoria para que no volviera a cometerse el mismo error. Y por suerte no se cometió"

Respecto al presente del rock tucumano, valoró que "a nivel artístico, Tucumán vive un paraíso. Estuve en el Limón Rock, con 23 bandas, sólo tres de afuera. Una cosa impresionante, me encantó. Todas bandas buenísimas. Recuperamos una plaza festivalera". 

Mirá la entrevista completa: