Avant Premier de Los Pájaros: identidades transitando vuelo.

Historias que expresan las vivencias y procesos de transición en la construcción de las diversas identidades. El documental tucumano “Los Pájaros: Identidades transitando el vuelo" narra las instancias experimentadas por masculinidades trans en un proceso que las lleva a descubrir y decir quiénes son. El Avant Premier se realizará este jueves a las 20:30 horas en el Teatro Municipal Rosita Ávila (Las Piedras 1500).


“Quien se permita vivir la experiencia del documental se va a encontrar no con el discurso conmovedor sino con la interpelación del propio cuerpo” comenta Federico Gómez Moreno, uno de los directores de cortometraje. 

Federico es psicólogo, y lleva más de dos años trabajando en este proyecto documental. El mismo nace a partir de una historia particular: Paul, un chico trans cumple una condena en la Cárcel de Mujeres de Banda del Rio Salí. A partir de ese momento junto a Matias Minahk (realizador de Manda Productora), emprendieron una búsqueda que los llevo a profundizar en la vida de Paul y encontrarse con nuevas historias de personas transgénero. Se acercaron a Bruno Oscari y al trabajo de la doctora Fabiana Reina, quien viene acompañando los tratamientos hormonales de identidades disidentes en nuestra provincia. En el marco de esos encuentros, se introduce este trabajo audiovisual como herramienta para poder contar historias, procesos y el acompañamiento de distintas trancisiones. A su vez, una serie de experiencias para poder decir y anunciar lo transgénero, donde el dispositivo audiovisual se integra con el compartir cotidiano de cada historia. 

En una entrevista a CPQV, Federico Gómez Moreno relata sobre la realización de este proyecto.

(Bruno Oscari)

¿Cómo surgió la idea del documental?

- Nunca hubiese imaginado que esto haya devenido en una producción audiovisual. Fue algo que se ha ido gestando desde 2016. Yo trabajo hace tiempo en educación en contextos de encierro del Ministerio de Educación, que articula lo jurídico y penal con acompañamiento. Voy a la cárcel de mujeres un 8 de marzo y lo conozco a Paul, que es un chico trans. En una ronda, él se presenta así, como un chico, pobre trans que había estado 12 años preso, y que le quedaba poco para retornar a la vida social en libertad. Y no sabía qué hacer. Qué le iba a esperar afuera.

Él me dice que tenía muchísimas ganas, de contar su historia. Cómo desde el encierro se puede salir del encierro. El escribia. Empezó como un proyecto literario que empezamos a escribir, y luego le comento a Matías (amigo, compañero y codirector). Fue entonces que lo pensamos de manera audiovisualy lo escribimos. Después de eso comenzó como una suerte de acompañamiento con la pregunta inicial de ¿Qué hace un hombre detenido en la cárcel de mujeres?

Afuera nos encontramos con un universo que teniamos ideas, pero desconocido. La doctora Fabiana Reina, quien hace los acompañamientos hormonales, y Bruno Oscari nos abrió la mirada: jóvenes de diferentes edades, puntos de encuentro y desencuentro en una cuestión transgenero que es transversal. Vivencias subjetivas en base a la contención y a las posibilidades afectivas que hay alrededor y los recursos con los que cuentan.
 Nos parecía también importante mostrar en el documental que las cuestiones de género y de disidencias atraviesan las clases sociales. Hay historias absolutamente contrapuestas y distintas en cuanto a coyuntura. Sea la clase que sea, las identidades se van armando y desarmando. Lo importante es que haya alguien que escuche y aloje.


(Fiorenzo Rubino y su familia)

Al momento conocer las historias de los protagonistas, ¿cómo interviene y dialoga el dispositivo audiovisual?

Nos dimos cuenta que era complejísimo el tema. No era simplemente venir con la cámara, no se podía hacer bajo ningún punto de vista este proyecto si antes no se tenía un vínculo establecido previo con las personas.
Como el proyecto surge con la historia de Paul, al momento de escribirlo tenía como uno de los principales objetivos, que el proyecto signifique un cambio y un aporte en la vida de él. Nosotros hicimos un trabajo con la familia de él durante el este proceso.
 De diferentes maneras, cada uno con sus particularidades, en los chicos ha significado un punto de apoyo. Un lugar de encuentro de decir: no está mal, pierdo el miedo y no tiene por qué darme vergüenza hablar de esto. Hay algo que se ha puesto en juego en relación al poder decir: soy un chico trans, estoy en este proceso. Poder hablar de eso sin velos, y por otro lado, también poder contar sus vivencias e historias más cotidianas.

¿Qué significo para ustedes ?

Ha sido un viaje. Nuestra idea siempre ha sido que cuenten ellos su propia historia porque ellos quisieron que sea así. Y ha sido un proceso interesantísimo en nosotros mismos. Nos ha explotado la cabeza y nos atravesado el cuerpo. Más allá de la pieza audiovisual en sí, a nosotros nos ha movilizado y transformado para siempre.

Y también aprendimos, que en última instancia, nunca nadie sabe quién es. Soy incapaz de decir quién soy. Todo el tiempo nos armamos y desarmamos. Se pudo generar esa instancia de no hablar desde la certeza, no es que esto es así y listo. Esto es ahora, de esta manera y lo mostramos de esta manera.


(Federico Gómez Moreno - Entrevista a Paul)


En los últimos años, hubo un avance jurídico y legal en términos de derechos para las identidades disidentes. A partir de esto, es que podemos dialogar sobre nuevas perspectivas de género. Sin embargo, en las instituciones y muchos sectores de la sociedad, la invisibilizacion de las identidades disidentes sigue siendo una constante. Silencios que finalmente sistematizan la violencia y sufrimiento. ¿Por qué crees que ocurre?

Hay una crisis institucional muy grande en relación a la perspectiva de género y no hay una decisión institucional. Las instituciones en las cuales circulamos no tienen esa mirada o enfoque de poder entender, no está ni siquiera esa predisposición o apertura. Hay un discurso de la certeza, de que algo es, y lo que no es de esa manera está mal. Es lo raro, lo distinto, lo enfermo, lo loco. Hay que empezar a instalar esa perspectiva en cada una esas instancias institucionales y también en cada uno de los espacios que habitamos como sujetos. No naturalizar en el grupo de amigos y amigas ciertas conductas que las replicamos sin darnos cuenta, y poder interpelarnos a nosotros mismos. Hay primero un responsabilidad personal e individual de permitirse interpelarse a uno mismo sobre sus elecciones y sobre la libertad de elección de las demás personas. Hay una necesidad de trabajar institucionalmente estas cosas. Y para que realmente haya un giro verdaderamente significativo en relación al entendimiento de las disidencias y la diversidad, urge la separación de la Iglesia del Estado, independiente mente de la fe y las creencias, ese discurso de certeza y de verdad está siendo un obstáculo muy grande, y desde tiempo inmemoriales ha sido esa misma institución la que ha perseguido y condenado a personas a toda la comunidad LGTBIQ.

Son caminos que de a poquito, trabajo de hormiga y ser paciente. Cada uno desde su lugar hay que militar.


(Emilio Bustamante)

El proyecto ha servido para poder hablar de la cuestión trans desde la cotidianeidad, la misma que vivimos todos. Por eso me parece importante mostrarlo y visibilizarlo. Y por eso es que tomo forma de material audiovisual. El ser trans no es tan solo una orientación sexual, sino que tiene que ver con una identidad de género que es totalmente discordante entre lo que se le dice que tiene ser, entre el cuerpo que tiene y entre lo que en ese momento siente que es.

Esto es un recorte de historias vidas que siguen, y puede permitir que más personas logren abrirse para la escucha y el entendimiento con el otro. La idea es que que sirva para eso, como un puente. Que sea una herramienta. Siempre lo pensamos como una herramienta política, educativa y transformadora.


(Reuniòn de jóvenes trans en la casa de la Dra. Reina)


El proyecto documental fue presentado en el Fondo Nacional de las Artes y obtuvo una beca para poder realizarlo. También cuenta con el permiso de la dirección de Cultura de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán Apoyan: La Nota, Buro Coworking, Radio B, Tropa Circa, Tucumán Audiovisual, la Cámara de la Industria Audiovisual.

Las entradas anticipadas tienen un valor de $100. Puntos de venta de las entradas: 
Radio B (Chacabuco 77) – Lunes a Viernes de 9 a 21 horas y sábados de 9 a 13 horas 
Tropa Circa (San Martín 1066) – Lunes a Viernes de 9 a 13 horas y de 14 a 18 horas. 
A través de Instragram: @lospajarosdoctrans  

Sinopsis: 
En Tucumán, provincia del norte Argentino, un joven de 30 años cumple una condena de doce años de prisión en una cárcel de mujeres. Paul cuenta desde adentro lo que Nico, Fiorenzo, Bruno, Emilio y Giuliano vivieron desde afuera: descubrirse, enfrentar los prejuicios, encontrarse y re-inventar sus vidas siendo chicos trans. De un lado de las rejas y del otro parecen haber puntos de coincidencia: la lucha por su identidad es el mayor acto de libertad.
 
Entrevistados: Paul Alexis Avila, Fiorenzo Rubino, Bruno Oscari, Emilio Bustamante, Giuliano Sterpino y Alan Nicolás Roldan.
Dirección, Guión y Entrevistas: Matias Minahk - Federico Gómez Moreno 
Producido por: Paul Alexis Ávila - Federico Gómez Moreno - Matias Minahk (Manda Productora) Héctor Sáenz 
Asistencia de dirección: Emilia Herrerías Martínez 
Jefatura de Producció: Héctor Sáenz 
Asistente de Producción: Victoria Gettar 
Dirección de Arte: Sofia Seidán 
Dirección de fotografía: Agostina Colantuoni - Adrian Di Toro 
Cámara: Adrian Di Toro - Agostina Colantuoni - Facundo Cardoso - Matias Minahk 
Sonido: Juan Argañaraz 
Asistente de sonido: Antonella Leccese 
Montaje: Valentín Mopty - Matias Minahk 
Corrección de color: Sebastián Suárez 
Música Original, Diseño y post de sonido: Javier Nadal Testa 
Fotografía fija: Bruno Cerimele - Agustín Said Soria 
Diseño Gráfico: Tania Nasrallah 
Ilustración: Zenón Hernández 
Animación créditos:  Ana Daneri


Trailer: 



Realizada por Elena Nicolay
Fotografías de Bruno Cerimele y Agustín Soria